Ana Teresa Rodríguez Lebrón
💬 0

La doble moral del Gobierno y sus ajustes fiscales

La expresión: “dos cosas son infinitas por lo que sabemos, el universo y la estupidez humana”; bien puede servirnos para empezar a entender lo que acontece en este berenjenal isleño al que insistimos llamar país y para colmo: democrático.

De una parte, la secretaria de educación al parecer recordó la definición de “tecnócrata”; y cual Margaret Thatcher se abrazó a la idea de un departamento de educación minimalista. Por lo que, bajo el manto del ya confuso discurso de “ajuste fiscal y austeridad”, decidió arbitrariamente qué escuelas va a cerrar. Aun cuando el aspecto intrínseco de la instrucción pública, el factor humano, quedó desplazado a segundo plano; los casi $20,000 mensuales de su salario se libraron de la ecuación.

Otro ejemplo discursivo del “Arte de hacer más con menos”; lo es el de nuestro desprendido y recién estrenado secretario de Seguridad Pública; quien, muy a conciencia, decidió aceptar el salario de $248,500 porque entiende que el país económicamente está mal. Al parecer, aún no se entera que mal estábamos cuando teníamos créditos chatarra… Ahora ni crédito tenemos.

¡Arriba corazones!

Qué de los legisladores; que con un salario de casi $80,000, independientemente de la preparación académica o experiencia, han gestionado cerca de $25 millones en contratos (la mayoría por asesoría). Pregúntate cuántos de estos contratos redundan en proyectos dictados por fundamentalistas que buscan discriminar contra todo lo que no sea su visión de mundo.

Ahora la Asociación Puertorriqueña de la Judicatura demandó; no para defender las pensiones de los jubilados puertorriqueños; esos meros mortales caen en el discurso de “ajustes fiscales”; sino que la de ellos. Ellos, quienes si fuiste nombrado antes del 2014, recibes un aumento del 3%, cada tres años, en tu pensión.

Concluyo que al menos uno de los enunciados es irrefutable; la estupidez humana es, en efecto, infinita. Me pregunto si infinita también es la tolerancia ante tanta desfachatez.

Otras columnas de Ana Teresa Rodríguez Lebrón

lunes, 17 de junio de 2019

Sin bajar la guardia

Ana Teresa Rodríguez Lebrón llama estar atentos a posibles intentos de limitar derechos

jueves, 30 de mayo de 2019

Los de aquí y los de allá

Ana Teresa Rodríguez Lebrón señala que "no somos más puertorriqueños por habernos quedado; tampoco lo es quien salió antes o después"

lunes, 20 de mayo de 2019

Raquel y Yomaira

Ana Teresa Rodríguez Lebrón reflexiona sobre la violencia contra las mujeres y la indiferencia gubernamental y de los ciudadanos

💬Ver 0 comentarios