Gerardo González Núñez

Punto de Vista

Por Gerardo González Núñez
💬 0

La economía mundial en el 2020

Dos acontecimientos fueron titulares en las noticias en 2019 y se deben seguir muy de cerca en 2020 por sus posibles impactos en la economía global: la salida del Reino Unido de la Unión Europea y las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

El arrollador triunfo de Boris Johnson y su Partido Conservador en las elecciones de diciembre fue un mensaje claro de que la mayoría de los británicos quiere ver la salida de su país de la Unión Europea concretada de una forma inmediata y bajo cualquier modalidad. El primer ministro británico fue claro en afirmar que se cumplirá ese mandato el 31 de enero, fecha de la última prórroga concedida. Sus palabras se convirtieron en acción, ya que gracias al dominio que alcanzó su partido en el Parlamento el acuerdo para un Brexit ordenado fue aprobado sin grandes contratiempos.

Ahora corresponde un período de transición fijado hasta el 31 de diciembre de 2020 para que ambas partes negocien los aspectos técnicos que regirán su futura relación económica y política. Es deseable que se logre un vínculo armónico porque el mismo traerá estabilidad a una zona de mucha importancia en el contexto internacional. Sin embargo, los líderes de la Unión Europea advirtieron que el período de transición es muy corto para dicha negociación y han recomendado una extensión por un año. Johnson ha dejado claro que se sostendrá con el calendario previsto y que no contempla ningún otro aplazamiento. 

Si no se llega a un acuerdo, Reino Unido comerciará con el bloque europeo en las condiciones que se establecen bajo la Organización Mundial del Comercio, lo que podría dar lugar a implementación de aranceles, controles y otras barreras no arancelarias. Está también la posibilidad de que el país comience conversaciones para la firma de un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos que crearía una zona que mueve anualmente más de $5 trillones en mercancías y servicios.

En el caso de las negociaciones entre China y Estados Unidos se ha alcanzado un acuerdo denominado de fase uno bajo el cual China accedió a aumentar las compras del país norteamericano en al menos $200,000 millones durante los dos próximos años en productos agrícolas, farmacéuticos, energía y servicios farmacéuticos. Por lo que se conoce, el acuerdo no resuelve los problemas estructurales que han sido la esencia de las reclamaciones norteamericanas, como el robo de propiedad intelectual y un déficit comercial debido a prácticas desleales del gigante asiático, como mantener su moneda artificialmente devaluada y un uso del recurso humano con estándares laborales cuestionables. De no resolverse estos temas controversiales, las tensiones persistirán entre ambas naciones afectando el comercio mundial.

En resumen, se mantienen las incertidumbres sobre el derrotero de estos eventos en el contexto de una economía global con pronósticos de bajo crecimiento en 2020, en particular en mercados emergentes, que en la década pasada habían sido parte de las locomotoras del dinamismo económico mundial.

Otras columnas de Gerardo González Núñez

jueves, 23 de enero de 2020

Un tema ausente del debate político en Puerto Rico

Para rescatar la decencia en el ejercicio del servicio público se requiere, además de una reingeniería del funcionamiento del Estado, de la construcción de un nuevo modelo democrático, dice Gerardo González Núñez

miércoles, 8 de enero de 2020

La escalada de tensiones en el Medio Oriente

La mejor forma de bajar las tensiones es ir a la mesa de negociación para resolver el asunto que inició este nuevo capítulo en la historia de confrontaciones entre EEUU e Irán que es el acuerdo nuclear, señala Gerardo González

💬Ver 0 comentarios