Nicolás Ramos Gandía

Tribuna Invitada

Por Nicolás Ramos Gandía
💬 0

La educación con potencial de estudiantes que mueven el mundo

Es sabido que en los sistemas escolares (maestros, estudiantes y personal administrativo) si las estrategias de cambio provenientes de entes externos provocan la resistencia de esos actores internos, principalmente los maestros.  Pero las estrategias basadas, exclusivamente, en la capacidad interna del sistema escolar para transformarse son muy lentas y, en la mayoría de los casos, terminan empantanadas en discusiones bizantinas y papeles, y papeles, y más papeles.  Un sistema educativo es más que un sistema escolar, pues la familia y las diferentes entidades sociales del país son las otras piezas de ese engranaje.

La educadora Ana María García Blanco en un reportaje sobre su trabajo afirmó que “para el niño, la persona más importante es su padre, su madre, no importa qué”.  Entendamos que la integración de la familia en el proceso de aprendizaje del estudiante es una condición sin la cual no podemos pretender logra cambios significativos en la educación.  Así también, tenemos que incorporar en nuestro sistema escolar los planteamientos de las diferentes organizaciones sociales, léase las universidades, la industria, el comercio y las organizaciones comunitarias.  Y sin duda, se tienen que introducir principios de diligencia en los mecanismos internos del sistema escolar para que éste actué con premura ante los cambios que son ineludibles y necesarios.

¿Por qué reformar la escuela pública?, los datos contestan esa interrogante.  En Puerto Rico el por ciento de estudiantes que cumplen o superan el desempeño esperado en las pruebas estandarizadas va declinando según transcurre su vida escolar.  Y no olvidemos que ocurrió con la inversión de más de mil millones de dólares en tutorías para los estudiantes y los adiestramientos de los maestros a través de los llamados planes de mejoramiento de las escuelas, que comenzó con algunas cien escuelas y terminó, luego de diez años, con más de mil de ellas bajo esos planes.  Por otro lado, algunos afirman que no existe evidencia de que las escuelas privadas sean mejor que las públicas, pero los datos históricos del College Board, por más de 30 años, nos indican que el promedio de las privadas en las pruebas de aptitud verbal y matemática ha superado al de las públicas por más de 70 puntos consistentemente.

¿Qué caracteriza a otros sistemas educativos exitosos?  Por ejemplo, en Corea del Sur se promueve la competitividad entre los estudiantes y son sumamente riguroso en los contenidos que requieren.  Su lema es: “Si eres el primero en la clase, lo serás en la vida”.  En Finlandia los estudiantes tienen 5 horas de clase y no tiene asignaciones, el tiempo fuera de la escuela lo enfocan en actividades extracurriculares tanto en aspectos ciudadano como artístico.  Ahora bien, el secreto está en la importancia que los fineses le confieren a la lectura, ésta es parte de su ADN social ya que es uno de los países que más libros edita y bibliotecas públicas posee en términos per cápita.

Podemos convenir que los sistemas de educación se valoran por el tipo de ciudadano que construyen no el que definen en sus documentos y leyes.  La pregunta matriz es: ¿qué estudiante queremos en Puerto Rico?  Comencemos con algo realizable (si actuamos con empeño genuino), comprometernos con el requisito de la lectura como tarea diaria en todos los grados y materias, junto a su cultivo por las otras piezas del engranaje del sistema educativo.

Con la lectura como norte el sistema educativo puede suscitar un estudiante (el que estudia ante) comprometido con su aprendizaje e impulsado por la curiosidad que ella misma engendra. La lectura no necesita de artilugios tecnológicos para desarrollarse, y sí de la pasión del maestro como ejemplo de un lector ingente.  ¿Quién dudad que la lectura es la base de todo aprendizaje y el alimento del conocimiento?  Así que, parafraseando a Arquímedes de Siracusa, podemos afirmar: dadme un estudiante que lea y moveré el mundo.

Otras columnas de Nicolás Ramos Gandía

lunes, 27 de agosto de 2018

Alcanzar preparación académica de alta calidad

El profesor Nicolás Ramos Gandía cita estadísticas de cambios en la población estudiantil y alude al reto de procurar preparación académica de alta calidad en Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios