José M. Medina Montes

Tribuna Invitada

Por José M. Medina Montes
💬 0

La Educación Puertorriqueña en Visión 3E

Hace ahora 10 años presenté en el primer Foro Ciudadano organizado por El Nuevo Día una ponencia que titulé Tripleta Educativa. En esencia, propuse que a todos los niveles de la educación (escuela, universidad y educación continuada), se enfaticen estas tres E: la Eficiencia, la Ética y la Excelencia estudiantil y profesoral. Este modelo o “Enfoque Triple E”, puede facilitar el desarrollo  de personas e instituciones, asegurando la Eficacia Integral.

Limitándome ahora al caso de los estudiantes del sistema de educación pública en Puerto Rico, me parece que una “Visión 3E”, que es integral, holística, complementaría los buenos esfuerzos que se hacen en la reforma que se está llevando a cabo; reforma que utiliza las correspondientes métricas para evaluar el rendimiento académico, muy relacionado con la adecuada aptitud que deben adquirir los estudiantes.

También es importante que los estudiantes consigan obtener una adecuada actitud personal, que los capacite y prepare para el trabajo y la vida en sociedad, como se enfatizaba en un reciente Editorial de este rotativo.

El “Enfoque Triple E” provee la manera de valorar la actitud personal de los estudiantes. Lo hace, entre otros modos, a través de un cuestionario de autoevaluación, que se repite periódicamente, en el que el estudiante analiza diez elementos o cualidades en cada una de las tres dimensiones o componentes ya mencionadas de la Eficacia Integral. Estos elementos incluyen aspectos relacionados con la honradez personal, clave para evitar la corrupción, así como de empresarismo.

En ese cuestionario se valora el grado o nivel alcanzado de Eficiencia, Ética y Excelencia. Este análisis tiene el 100 como base, aunque no se trata propiamente de un porcentaje o por ciento, ya que lo que se evalúa es el grado o nivel de unas variables cualitativas, no cuantificables. Con el promedio de los tres niveles evaluados se obtiene el llamado “Índice Triple E”, que mide la conjunción entre las tres dimensiones estudiadas, es decir, el nivel o grado de Eficacia Integral: y se trata de ir mejorándolo sucesivamente.

La actitud del estudiante puede valorarse, y desarrollarse, de diversas maneras  y utilizando diversos métodos. Lo importante es que la educación no se limite al aspecto académico, aunque es claro que este es un aspecto sumamente importante, al proporcionarle la necesaria aptitud. Y se cuida también lo relativo a la actitud se habrá logrado una persona completamente preparada para la vida estudiantil, laboral y profesional.    

Otras columnas de José M. Medina Montes

💬Ver 0 comentarios