Víctor García San Inocencio

Tribuna Invitada

Por Víctor García San Inocencio
💬 0

La Encuesta: El Gobierno en Neutro

Cuando un vehículo está en neutro, no se mueve si se posa en lo plano, o sólo se dispone a ir cuesta abajo a causa del declive. Se trata del efecto de la inercia: sigue en movimiento si está en movimiento, o permaneces quieto si está quieto.

El vehículo de la Administración está detenido y en neutro. Fue puesto bajo arresto por la Ley PROMESA y por la Junta de Supervisión-Control Fiscal. El Gobierno está trancado, no va ni para adelante, ni para atrás. Es muy poco lo que puede hacer. Todos saben que quien manda y gobierna es la Junta que lo tiene atenazado.

A nadie debe sorprender los resultados de la Encuesta. Cuando un gobierno está atenazado, preso de la inercia sus figuras visibles reflejarán un estado de animación suspendida, una suerte de congelamiento, mientras se precipita.

La estrategia de evadir a toda costa el conflicto; de huirle como el diablo a la Cruz a la confrontación —-por lo menos hasta el 11 de junio— tiene como efecto aletargar cualquier retroceso o sensación de caída.

El juego a “chico paralizado” —juego infantil de épocas tempranas—tiene en una especie de limbo o paralelo 38 —reminiscente de las dos Coreas— al nivel de aceptación del gobernador. 

Treintinueve-treinta y ocho, así oscila —por lo menos hasta el 11 de junio—  el porcentaje, mientras un formidable juego de imagen y publicidad pagada por supuesto con fondos públicos, sostiene un equilibrio precario, una “normalidad” atrofiada en plena recesión decenal presintiendo el colapso.

Es como si un escudo frente a las controversias, un barredor de tristezas y de pajitas que le caerían a la leche se hubiese erigido a la manera de moratoria federal contra pleitos.

De ahí, la sorprendente e inusual pasmosidad y pastosidad de la Administración frente a huelgas universitarias y expresiones de diferente tipo. Un saludable libreto que pudiese estar a punto de extinguirse.

Estando el vehículo “en neutro” y el 11 de junio tan cerquita, uno se pregunta hasta cuándo durará esta aspiración al Nobel de la Paz. Hasta cuándo podrán permanecer refrenados los instintos autoritarios más voraces con los que se vincula a algunas de las figuras objeto de la encuesta.

No me sorprenden, ni me impresionan los resultados de la Encuesta. Después de todo, es muy difícil encuestar el desgobierno o el gobierno secuestrado. El treintinueve-treintiocho de apoyo o rechazo del gobernador ni inspira, ni conmueve, particularmente cuando ni siquiera ha empezado la ventolera con las primeras ráfagas.

Hay mucha gente que sabe que un huracán categoría inédita vendrá. Saben que vendrán nuevas contribuciones o aumentos a los modos de recaudarlas actualmente. Hay recortes de los que no se ha querido hablar y otros en los que se ha impuesto el silencio —probablemente hasta después del 11 de junio— pero la gente sabe y porque sabe, ni aprueba, ni desaprueba, en espera de que termine la espera, mientrasespera. 

Otras columnas de Víctor García San Inocencio

sábado, 3 de agosto de 2019

Borrasca de una guerra interna

El Profesor Víctor García San Inocencio analiza la situación legal de Pedro Pierluisi como gobernador a luz de las luchas de poder dentro del PNP.

viernes, 2 de agosto de 2019

Gobernador a la cañona

Víctor García San Inocencio declara que los juegos y estrategias jurídicas y politiqueras agrandan el clima de incertidumbre en Puerto Rico

sábado, 27 de julio de 2019

Praxis y realismo luego del primer asalto

Víctor García San Inocencio señala que la simple salida o expulsión del gobernador podría significar simplemente una muda de ropa, nunca de piel, ni de médula sistémica colonial

💬Ver 0 comentarios