Antonio Quiñones Calderón

Tribuna Invitada

Por Antonio Quiñones Calderón
💬 0

La Encuesta en su justo contexto

Analizados en su justo contexto, los resultados de la Encuesta de El Nuevo Día divulgados hoy son portadores de buenas noticias para el gobernador Ricardo Rosselló y su equipo de trabajo, tanto en lo ejecutivo como en lo legislativo.

El contexto es evidente: el territorio que apenas comienza a gobernar enfrenta la crisis fiscal más severa de los tiempos modernos, consecuencia de bastantes años de mala administración pública, a la que se unió la recesión criolla –iniciada en 2006 antes que en los Estados Unidos continentales– con el absurdo y demagógico cierre del gobierno por el capricho del entonces gobernador Aníbal Acevedo Vilá, y tuvo su clímax durante el pasado cuatrienio de infarto colectivo.

Lo que heredó la administración Rosselló fue un caos de tal magnitud que el Congreso federal –el poder político con plenos poderes sobre el territorio de Puerto Rico– no tuvo empacho en asestar el más contundente golpe colonial contra su posesión en el Caribe, con la aprobación, sin consultar a los puertorriqueños (¿pacto bilateral?), de una junta de ciudadanos que no recibieron un solo voto pero tienen el poder de tachar la legislación que proponga el gobernador y sancionen los legisladores que sí fueron elegidos por sus pares para defender el bien común.

Han sido cinco meses de una gestión de gobierno histórica (no hay hipérbole en la palabra), en la que se ha tenido que batallar como nunca antes con el más grave problema fiscal y económico del territorio, a la par que con el estigma del coloniaje que nos merma como pueblo y ha hecho su más demoledora manifestación desde su vigencia hace más de 500 años. Así que, de verdad, el horno no está para galletitas.

Que el 39% de los encuestados apruebe el desempeño del gobernador en sus primeros cinco meses en La Fortaleza, en medio de una gestión de trabajo 24/7 como es claramente evidente para quien quiera ver, es buena noticia, especialmente en medio de la decepción y los malabares que aun padecen miles de familias puertorriqueñas acorraladas por las políticas públicas previas.

Pero hay que ver más allá de ese por ciento general. En lo específico, hay dos renglones de la Encuesta que merecen atención. Uno de ellos guarda relación con “los problemas principales” que ha enfrentado el gobernador (dice el informe del sondeo), en los cuales el 50% de los entrevistados asegura que “ha actuado rápidamente”. Sugiero que el más crucial de todos ha sido saber manejar, y descartar, exigencias absurdas de la junta de control fiscal, como la de eliminar 45,000 puestos de trabajo en el gobierno.

El otro, la comprensión por el 55% de los encuestados, de que, ante la severa crisis heredada, el gobernador Rosselló ha decidido tomar “las decisiones correctas, aunque sean (políticamente) difíciles”. En un escenario de tan difíciles alternativas de gobierno, esos son no sólo signos de la comprensión del pueblo sino también de la confianza de que más temprano que tarde habrá luz al final del mentado túnel.

Otras columnas de Antonio Quiñones Calderón

viernes, 14 de septiembre de 2018

Eco del anónimo de 1967

El periodista Antonio Quiñones Calderón evoca la conmoción provocada por la aún desconocida fuente de una columna publicada en la época de Sánchez Vilella

martes, 28 de agosto de 2018

Con McCain se va un faro moral

Antonio Quiñones Calderón exalta el legado del senador estadounidense John McCain, quien falleció el sábado, 25 de agosto de 2018, debido a un padecimiento de cáncer

💬Ver 0 comentarios