Juan A. Berríos Negrón

Tribuna Invitada

Por Juan A. Berríos Negrón
💬 0

La energía solar y el futuro del país

A partir del huracán María, la utilización de la energía solar ha cobrado auge, pues este evento atmosférico develó lo agotado y obsoleto que está nuestro sistema eléctrico.  La dependencia de Puerto Rico para producir energía eléctrica con el uso de combustibles fósiles como: el petróleo, el carbón y el gas natural, en lugar de utilizar fuentes renovables, es en gran parte responsable de este problema.  Luego del huracán María, la ausencia del servicio eléctrico, fue lo que más afectó nuestra calidad de vida, pues trajo como consecuencia que se encarecieran los servicios médicos, la transportación y se hundiera aún más nuestra ya debilitada economía.   Han sido los sectores de nuestra sociedad con mayores niveles de pobreza y de desigualdad quienes sufrieron la peor parte.   Nuestro sistema de producción energética, basado en tecnologías obsoletas y contaminantes, nos ha llevado a pagar altos precios por un servicio ineficiente, el cual luego del huracán María se encuentra peligrosamente inestable. 

La energía solar puede a ayudarnos a superar la situación crítica que atravesamos.  Contrario a los combustibles fósiles, el sol es una fuente inagotable de energía.  ¡Una hora de sol produce la energía que utilizaría la humanidad en un año!  No comprendemos cómo Puerto Rico, siendo un país tropical, donde tenemos energía solar todo el año, continuamos amarrados al petróleo.   La utilización de carbón o gas natural, tampoco resuelve nuestra situación.  La energía solar supera por mucho el uso de los combustibles fósiles, especialmente cuando evaluamos el impacto negativo de estos en el medio ambiente y en nuestra salud. 

Debemos inclinar la balanza de consumo energético hacia fuentes alternas o renovables, como la energía solar o energía derivada de sistemas fotovoltaicos.   Los sistemas fotovoltaicos transforman la energía solar en energía eléctrica. En su forma más simple constan de paneles con celdas fotoeléctricas que capturan la energía solar y un dispositivo conocido como inversor que permite la utilización de la energía solar por los enseres del hogar. Los inversores modernos poseen muchos atributos que permiten el suministro y seguimiento del consumo de los enseres.    Las baterías pueden integrarse a los sistemas fotovoltaicos para almacenar energía eléctrica y ser utilizada durante la noche o durante apagones, cuando el suministro energético no esté disponible.  Existen diversas alternativas para utilizar la energía solar, ya sea como apoyo al servicio eléctrico del hogar para situaciones de emergencia o para ahorrar dinero en el pago de facturas a la Autoridad de Energía Eléctrica.  Los costos de la energía solar han disminuido sostenidamente a través de los años, por lo que en estos momentos y particularmente en las zonas tropicales, compiten muy bien con el uso de combustibles fósiles.  Necesitamos una nueva visión, donde la Isla se mueva hacia el creciente segmento de personas responsables en el planeta, quienes se han convencido de las grandes ventajas del uso de fuentes de energía renovable.  Para conocer más sobre el tema, invitamos al público en general a participar de forma gratuita en la Primera Feria de Energía Fotovoltaica del Centro, a celebrarse mañana, sábado, 23 de junio de 2018, en el Edificio Multiusos del Recinto de Barranquitas de la Universidad Interamericana de Puerto Rico.  Para más información, pueden comunicarse al 787-857-3600 extensiones 2034, 2035. 


Otras columnas de Juan A. Berríos Negrón

💬Ver 0 comentarios