Lionel R. Orama Exclusa

Tribuna Invitada

Por Lionel R. Orama Exclusa
💬 0

La esclavitud del petróleo

Durante el año 2015 en Puerto Rico generamos 20,000 millones kWh de electricidad.  La AEE produjo 69% y las compañías privadas el 31%.  Esa cantidad de energía fue producida por una diversidad de fuentes (“combustibles”).  Los combustibles son petróleo, gas natural, carbón, agua, sol y viento.  A pesar que agua, sol y viento son las fuentes de energía que tenemos disponible en la Isla, solo usamos un 2% para la producción de energía.  Dominan las fuentes de combustible fósiles con el 98%.  Debido a que los combustibles fósiles son productos que compramos en el exterior, estamos botando cantidades enormes de dinero fuera del País, no tenemos control de su precio ni de su disponibilidad.

Tomando los fósiles quemados por AEE, aproximadamente 14,300 millones de kWh fueron generados con petróleo, derivados número 2 y número 6, y gas natural.  Considerando precios promedio para el 2015 según la Energy Information Administration, la AEE pagó aproximadamente $484 millones en esos tres combustibles, dinero que se fue de Puerto Rico para no volver.  Esta situación continuará igual mientras AEE siga generando energía con combustibles que compramos en el exterior.

En su Plan Integrado de Recursos AEE propuso el reemplazo de toda su generación con petróleo a una con gas natural.  Haciendo la salvedad de que el plan no fue aprobado por la Comisión de Energía de Puerto Rico, para lograr esto AEE tendría que emitir una deuda estimada de sobre $2,000 millones, que se sumarían a la insostenible deuda actual que tiene.  Ciertamente, basándonos en la producción de 2015 y usando tarifas de ese año, eso resultaría en una reducción en costo de combustibles cercana a 45%.  Ahora bien, en esa reducción estoy presumiendo un 4% de retorno de inversión para la deuda, algo muy difícil de alcanzar para la AEE por su situación fiscal actual.  También hay que considerar que ese dinero, alrededor de $260 millones al año, se estaría pagando no solo en deuda sino para compra de combustible en el exterior, otra vez.

Si Puerto Rico se va a endeudar más en el asunto de la energía debiera hacerlo para desarrollar la infraestructura de nuestras fuentes de energía, sol, viento y agua.  Esto nos permitiría eventualmente reducir el costo de energía sustancialmente al liberamos de la esclavitud del petróleo y los demás fósiles.  La deuda se pagaría en parte con el dinero ahorrado por no comprar combustibles extranjeros.  Esta estrategia tendría la ventaja adicional de mejorar nuestra capacidad de atender emergencias o cambios (resiliencia), debido a que no dependeríamos de traer combustibles hacia la Isla, y el precio se mantendría bajo control nuestro.  Otros países isla están creando infraestructura de almacenamiento para lograr esta visión.  Cuando la AEE invierta en almacenamiento los usuarios podrán invertir en renovables con menos limitaciones.  Esto sería una manera ganadora de una APPP.

Liberarnos de la esclavitud del petróleo y de los otros combustibles fósiles es la única manera que tenemos de crear un sistema de energía sostenible, resiliente y que apoye el verdadero desarrollo de la Isla. 

Otras columnas de Lionel R. Orama Exclusa

martes, 7 de agosto de 2018

¿Para qué se investiga a la AEE?

El profesor Lionel Orama expone que asuntos clave sobre la AEE y las necesidades energéticas en la isla planteados en la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes del Congreso son harto conocidos y cuestiona la indagación del organismo federal.

💬Ver 0 comentarios