Orlando Parga

Punto de vista

Por Orlando Parga
💬 0

La escritura en la pared

Como en los tiempos de la antigua Babilonia el resultado de La Encuesta de El Nuevo Día provoca a los sabios, tanto a los reconocidos como a los autoproclamados, a traducir números y tendencias para saciar la curiosidad del pueblo o calmar la ansiedad de los candidatos.  Si bien La Encuesta es un retrato del momento, resulta inevitable que la instantánea se proyecte e influya decisiones de futuro como para que, mientras lees, estén sesionando cónclaves de estrategas debatiendo la manera de acercar la brasa a su costal. Ninguno como el profeta Daniel para traducir lo que el dios-pueblo sentencia en la pared, porque en el resultado de esta última encuesta hay advertencias por largo tiempo desatendidas. Los negativos de candidatos y partidos son más importantes que los positivos que La Encuesta refleja y tal como sucede con la letra chiquita de un contrato o pagaré, son las que nadie quiere leer.

Mientras se festeja la candidatura del favorecido con el más alto porcentual de la encuesta, se ignoran las insatisfacciones o frustraciones expresadas por el pueblo que decidirá el 3 de noviembre próximo: de 48% a 44% de rechazo a los dos partidos principales PPD y PNP; de 45% a 37% los negativos de sus más destacados aspirantes a la gobernación Eduardo Bhatia y Pedro Pierluisi… ¿Qué es lo que están celebrando?

Lo peor es el endiosamiento del liderazgo legislativo en el Capitolio. Con desaprobación de 48% a 47% entre los presidentes Johnny Méndez y Thomas Rivera Schatz, ambos se quedan impávidos ante el festín de contratos y nebulosas transacciones de subalternos que actúan a su nombre y representación. Mientras la libretita de 40 pesos, provoca la renuncia de un representante y la radicación de acusación federal por acto de cuando fue alcalde, a pedir la renuncia de un senador; al mismo tiempo se sanciona el traqueteo señalado alrededor de una superintendencia bajo autoridad de ambos presidentes. Todo eso, mientras de la pasada administración aún quedan por esclarecer las ramificaciones del escándalo cameral por un cuadro telefónico. ¡Por algo el pueblo no les ríe las gracias!

La reacción es el atrincheramiento. Se refugian en el búnker partidista. ¡Los míos con razón o si ella! Hoy hacen pactos, mañana componendas los que ayer se acuchillaron para después de alcanzar el poder, volver a lo mismo… lo mismo que produce desencanto y rebeldía del pueblo. ¿No se dan por enterados? Son más los seguidores pagados que los voluntarios; menos la gente reunida en el salón, en la caminata; menos los carros en la caravana. Se les achica el mundo partidista. ¡Ay, Daniel! ¿Por dónde andas? Urgen en Puerto Rico tus servicios de traductor… nuestros políticos no entienden la escritura en la pared.

Otras columnas de Orlando Parga

martes, 12 de noviembre de 2019

Sí al voto presidencial en Puerto Rico

La idea es buena. Es un recurso habilidoso para insertarse en la política nacional y obligar a los candidatos presidenciales a mirar hacia Puerto Rico con mayor seriedad, sostiene Orlando Parga

domingo, 10 de noviembre de 2019

Somnolencia peligrosa en el PNP

Poco a poco nos civilizamos y la democracia surgió como recurso pacifista de los pueblos con el voto en lugar de las armas para solucionar sus conflictos y los partidos políticos desplazando ejércitos en el campo de batalla electoral.

jueves, 7 de noviembre de 2019

La escritura en la pared

¿No se dan por enterados? Son más los seguidores pagados que los voluntarios; menos la gente reunida en el salón; menos los carros en la caravana. Se les achica el mundo partidista, escribe Orlando Parga

martes, 5 de noviembre de 2019

Wanda Vázquez: de la debilidad a la fortaleza

Si la gobernadora Vázquez dijera mañana revaluar su postura inicial de no interesarle ser elegida en propiedad el año próximo, automáticamente se convertirá en hueso duro de roer en cualquier proceso electoral, señala Orlando Parga

💬Ver 0 comentarios