Nieve de los Ángeles Vázquez

Punto de vista

Por Nieve de los Ángeles Vázquez
💬 0

La escuela y el arte de domesticar

“Yo era un enano, yo era profundo” (Silvio Rodríguez)

Los veo en las aulas universitarias. Jóvenes cabizbajos que piden permiso para ir al baño y preguntan si los dejo comer durante la clase. No saben qué les interesa aprender. Se dedican sólo a copiar interrumpiendo su monástica tarea para preguntar si este tema “viene en el examen”.

Muchos creen que América es Estados Unidos. La mayoría deberá matricularse en español, inglés y matemáticas de primer nivel. Y lo peor, más de la mitad de esa mayoría se dará de baja de esas clases o fracasará para volverlas a repetir.

Lo que veo es el final de la película que empezó doce años antes en algún preescolar, público o privado, da igual. El modelo es el mismo. Todos uniformaditos, sentaditos durante siete horas al día, segregados por edades, cargando bultos pesados y tareas que no les permitirán ser niños. En el camino algunos serán excluidos por “defectos”. Ésos son los que no hacen exactamente lo mismo que hacen los demás, justo en el mismo tiempo que todos los otros.

La escuela moderna, nacida en la Prusia de Catalina la Grande, transmite “verdades” ya prefabricadas. Sobre esas verdades no hay reflexión, sólo memorización de autómata, porque lo importante es que saquen buenas notas en un examen. Examen que luego, en la vida adulta, de nada sirve y en nada importa.

Los niños aprenden a caminar, a hablar, a comer solos, a vestirse. Lo hacen a través de la observación, de la escucha activa, del probar y fallar, del caerse y levantarse. Lo hacen porque les interesa y cuando les interesa. Así construyen su propio conocimiento. Hasta que llegan a la escuela. La institución, entonces, toma control, los dirige y les dicta cómo, qué y cuándo se aprende.

No es de extrañar que en lugar de ciudadanos activos de una democracia, lo que produce la escuela sean súbditos obedientes. Masas aletargadas de jóvenes incapaces de pensar por sí mismos, domesticados para seguir la manada. Amaestrados para ceder siempre ante la propaganda política y económica. Atrapados en la peor de las ignorancias. Ajenos a sus más íntimos deseos e intereses. Alejados, cuales extraños, de su propia creatividad y genialidad.

Nunca olvido, por ejemplo, a una estudiante que luego de exponerla a una lectura crítica de “La Ilíada” me preguntó con la más genuina espontaneidad: “ Profesora, ¿y esto de verdad se puede hacer. Se pueden controlar las emociones?”

Mucho alboroto hay en la comarca por estos días, a causa de los resultados nefastos de las Pruebas Puertorriqueñas. Los burócratas lo interpretan como un fallo de los maestros y de los propios chicos. Pero el problema no está ahí. Si se analiza la prueba, es posible notar que para tener resultados positivos en ella, habrá que aplicar el pensamiento lógico. Los ejercicios no piden respuestas empaquetadas. ¡Sólo hay que pensar! Y eso,no lo enseña la escuela.

Ya me temo yo, que si esas mismas pruebitas las aplicáramos a todas las escuelas del país, incluidas las privadas, tendríamos el mismo resultado. Sólo que, para mayor inri, los padres hubiéramos incluso pagado por ello.

Ante este grave asunto, los de siempre dirán que hay que invertir más dinero, aumentar la cantidad de tareas, cambiar el currículo, los objetivos, las destrezas y los planes quinquenales.

Los que ven la película como yo, desde el final, tendremos que concluir de una vez y por todas que la escuela, como modelo, como institución, no produce conocimiento. Produce súbditos sumisos. Consumidores pasivos. Trabajadores obedientes. Nada más. Y para medir esto no hay pruebas estandarizadas. Si las hubiera, podría terminar esta columna con mi frase favorita: “¡Te lo dije!”

Otras columnas de Nieve de los Ángeles Vázquez

jueves, 23 de abril de 2020

Balance de poderes en tiempos de pandemia

Para todos los efectos prácticos, en cualquier emergencia se apagan los balances y contrapesos del sistema republicano y el gobernador de turno adquiere amplísimos poderes legislativos, plantea Nieve de los Ángeles Vázquez

💬Ver 0 comentarios