José Aponte Hernández

Tribuna Invitada

Por José Aponte Hernández
💬 0

La estadidad no puede esperar por la economía

Los ciudadanos americanos que vivimos en esta hermosa Isla no debemos esperar hasta que se restablezcan las finanzas gubernamentales y la economía se estimule para reclamar a la admisión como estado de la nación estadounidense, tal y como indicara recientemente el presidente del Comité Congresional para el Desarrollo Económico de Puerto Rico, el senador Republicano Orrin Hatch (Utah).

La actual condición de nuestra economía, al igual que el pobre estado de las finanzas públicas se debe, en gran parte, a la inmoral condición colonial que los Estados Unidos nos ha mantenido desde finales de la Guerra Hispano-Americana en el 1898.

Como consecuencia de este limbo politico, Puerto Rico tiene la triste distinción de ser la colonia más antigua del mundo, y la Isla no ha podido desarrollarse de manera sostenida. La realidad es otra. La falta de herramientas que sólo garantiza la igualdad, unida a la peor administración gubernamental en nuestra historia, han destruido en apenas cuatro años la fuerza laboral y la base contributiva, forzando a miles de puertorriqueños a emigrar hacia los estados en busca de una mejor calidad de vida.

Este éxodo masivo de talento, único en la historia de cualquier jurisdicción de los Estados Unidos, ha drenado nuestra capacidad para repuntar la economía a largo plazo.

El año pasado, unos 87 mil puertorriqueños se fueron hacia el continente. En 2014 la cifra fue de 83,010, y aunque los números finales para este año todavía no están disponibles, para julio la cantidad superaba los 60 mil. Es fácil proyectar que cuando se compute la data completa, ese número superará los 80,000, nuevamente.

El Congreso, incluyendo al senador Hatch, tiene la responsabilidad de brindarle a Puerto Rico las herramientas necesarias para movernos hacia adelante, para reactivar nuestra economía, detener la masiva ola migratoria que, si no se atiende, evitará cualquier intento por restaurar nuestra economía. Tienen  que atender la situacion en Puerto Rico porque aunque no lo quieran aceptar, la están teniendo que atender en sus propios estados con la llegada de miles de puertorriqueños.

Como si eso no fuera poco, la Plataforma de Gobierno del Partido Republicano, donde milita el Senador “senior” de Utah, adoptada en la convención nacional de julio en Cleveland, establece claramente que se respetará y actuará sobre los resultados del plebiscito de estatus de 2012, en el cual los votantes de la Isla rechazaron la actual condición colonial por un 54 por ciento y escogieron la estadidad por un 61 por ciento.

El pueblo americano avaló esa plataforma eligiendo a Donald Trump como presidente, así como la mayoría de los candidatos republicanos a puestos en el nuevo Congreso. El presidente electo de la Cámara de Representantes federal, Paul Ryan (R-Wisconsin), y el líder del Senado republicano, Mitch McConnell (Kentucky) tienen un mandato del pueblo a quienes ellos representan de promover la admisión de Puerto Rico como el nuevo estado de la unión.

Otras columnas de José Aponte Hernández

miércoles, 27 de junio de 2018

Estadidad al alcance de nuestra generación

El expresidente de la Cámara, José Aponte, resalta la lucha firme de los puertorriqueños para reclamar la estadidad y sus derechos como ciudadanos americanos, orgullosos de pertenecer a los Estados Unidos

💬Ver 0 comentarios