Aníbal Feliciano Rivera

Punto de vista

Por Aníbal Feliciano Rivera
💬 0

La estrategia en la negociación de la deuda argentina

El Senado de Argentina recién aprobó legislación sobre la restauración de la sostenibilidad de la deuda externa. La misma busca servir de herramienta a la hora de negociar con los acreedores internacionales, principalmente con el Fondo Monetario Internacional. Dicha legislación se aprueba al amparo de los poderes soberanos del Estado argentino y busca que la deuda sea sostenible o pagable. A la vez que se pueda cumplir con los acreedores, se pueda también reorganizar la economía de una manera inclusiva. La hoja de ruta trazada por Argentina pretende propiciar el crecimiento económico y para ello se requiere una quita sustancial de la deuda externa. 

Cabe señalar que el actual ministro de Economía de Argentina y propulsor de la referida legislación es el Dr. Martín Guzmán. Dicho economista conoce de primera mano la situación que actualmente confronta Puerto Rico en relación a la deuda. Ello toda vez que fue comisionado para realizar un estudio sobre la sostenibilidad de la deuda en Puerto Rico, junto con el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz. Su cuestionamiento principal en dicho estudio es cuán grande debe ser la quita de la deuda para que la misma sea sostenible. 

En los pasados días Guzmán realizó una presentación informativa ante el Congreso argentino. En la misma expresó que “el gobierno tiene un programa económico muy definido y el ejecutivo no permitirá que los fondos de inversión extranjeros marquen la pauta de la política macroeconómica”. Dicha presentación al Congreso coincide con una visita a Argentina de los altos funcionarios del FMI, quienes han accedido a iniciar conversaciones para una negociación.

Paralelo a ese proceso, en Puerto Rico recién la Junta de Control Fiscal anunció que llegó a un acuerdo con ciertos bonistas de obligaciones generales. El mismo no cuenta con el aval de la gobernadora Wanda Vázquez y requiere que se apruebe legislación para que se materialice. Se desprende que el proyectado acuerdo brinda mayores garantías a los bonistas por medio de Cofina a la hora de recuperar su inversión. De las expresiones vertidas públicamente por la directora de la JCF, Natalie Jaresko, y la gobernadora Vázquez no se desprende cómo el referido acuerdo incrementa la capacidad productiva del país para mejorar la situación económica y que la deuda sea sostenible. 

El resultado del juego político entre la Junta de Control Fiscal, el Congreso de los Estados Unidos, el gobierno de Puerto Rico y los bonistas atenta contra los mejores intereses de quienes habitan la isla y favorece a aquellos quienes invirtieron valiéndose de la especulación. 

Es de suma importancia no perder de vista las acciones que lleva a cabo el gobierno argentino para tratar la situación de la crisis de la deuda, vis a vis el proceso que se da en Puerto Rico. En particular cuáles son las medidas a encaminar para reactivar la economía, el curso de las negociaciones con los acreedores y sus resultados y cómo se garantiza una solución sustentable a largo plazo entre otras.  

Otras columnas de Aníbal Feliciano Rivera

💬Ver 0 comentarios