Ariel Orama López

Buscapié

Por Ariel Orama López
💬 0

La falacia de la igualdad

Porque “poner a todo tipo de personas, de distintos tamaños, formas y particularidades como iguales es un acto de celebración de la humanidad”. Así resplandecen las palabras de un periodista escéptico en el musical The Greatest Showman (2017). El filme es una celebración a lo distinto, desde el amor propio; desde la grandiosidad de lo “anormal” o “poco correcto o estético”.

Lo mejor que nos presenta es la posibilidad de levantar nuestra frente ante lo que somos, más allá de los determinismos: de ser y sentir la experiencia de estar presentes, desde nuestras diferencias. Es un látigo a la publicidad, a la religión, a lo ortodoxo; al mundo del arte y el espectáculo.

Mientras el mundo no promueva la paleta de diferencias que nos hace auténticos, seguiremos viviendo en la falacia de la igualdad construida socialmente. Y el mejor “show” aún no habrá llegado: solo viviremos el “prime time” del mito de la inclusión, fantasía posmodernista.

Y no se trata de “Yoes” de puerta larga, superficialidades y amores mediáticos. Ni de egos de escritores que se premian entre sí -como una elite que se aplaude con sus manos- o de profesionales que se levantan de su mesa ante un colega inesperto o de menor categoría. O de “expertos” que categorizan a los demás, con malicia y poco deber diagnóstico. Es un culto al yo diverso: al amorfo, al retraído, al socialmente inaceptable y escurridizo. Es decir, no se trata del EGO, la diversidad de doble moral ni de la falsa modestia.

Por eso el filme musical da un primer paso: bofetada para Hollywood. Para los teatreros de gran superficialidad o para cualquiera que discrimina lo convexo.

El musical lacera nuestras creencias limitantes y recrea a un universo desconocido: el de los triunfadores marginados.

Nuevos tiempos vendrán, prepárate.

Y algún día -"diferentes" y no tan "diferentes"- “regresaremos a casa”.

Otras columnas de Ariel Orama López

jueves, 16 de agosto de 2018

Violencia familiar

Ariel Orama cuestiona ¿cuánta televisión o cine necesitamos para entender que el maltrato sigue siendo el plato preferido de las familias, a veces, hasta de forma matizada y con pop corn en mano?

lunes, 9 de julio de 2018

Por siempre, Barasorda

El actor Ariel Orama López destaca las aportaciones artísticas de maestro puertorriqueño de la ópera

viernes, 29 de junio de 2018

Mascarada

A propósito de un recorrido por la ciudad de Nueva York, Ariel Orama reflexiona sobre las potencialidades del arte puertorriqueño como producto nacional de gran valor

💬Ver 0 comentarios