Alberto M. López Venegas

Punto de Vista

Por Alberto M. López Venegas
💬 0

La Falla de Punta Montalva y los sismos recientes

Una gran cantidad de estudiantes, tanto graduados como sub-graduados, y profesores del Departamento de Geología del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico han estudiado diferentes aspectos de la geología y la ciencia tectónica que en días pasados han sido tema de conversación. Y es que en el área de Guánica se ha encontrado e identificado una falla que, en su extensión hacia el mar, es decir, hacia el sureste, ha sido muy probablemente la causante del terremoto magnitud 5.0 del 28 de diciembre de 2019 y sus réplicas.  

La Red Sísmica de Puerto Rico siempre hace alusión en sus reportes anuales al hecho de que el área suroeste de Puerto Rico es la zona con mayor actividad sísmica en el país. Este hecho ha promovido cantidad de investigaciones para conocer las razones por las cuales el área es más propensa a liberar energía sísmica. Las investigaciones científicas nos han ayudado a entender que la región de Montalva en Guánica posee una falla que no figura entre las fallas identificadas por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). Sin embargo, lo que sí aparece en su base de datos es la falla del Sur del Valle de Lajas, una lineación cuyo rumbo corta el Valle de Lajas de oeste a este y que poco se ha observado, debido a la gran cantidad de sedimentos que han ido sepultando la supuesta falla a través de los años.  

No obstante, esa misma falla, en su extremo oeste, es reconocida por la falla del Norte de la Bahía de Boquerón, y para el 2005 fue desenterrada para conocer mejor su historial geológico. Pero de allí hacia el este comienza la especulación geológica. 

Si no fuera por profesores dedicados del departamento de Geología, como James Joyce, Hernán Santos, Victor Huérfano y Eugenio Asencio, en especial este último que lamentablemente ya no nos acompaña, la falla de Punta Montalva no existiría aún como falla identificada y activa de la zona. Gracias a la contribución de estos y de una gran cantidad de sus estudiantes, se logró identificar el rumbo de la falla que corta de este-noreste a oeste-suroeste desde Punta Montalva en Bahía Montalva, hasta Ensenada Las Pardas, bisecando así el Bosque Estatal de Guánica. 

Allí, a un poco más de media milla al norte de Playa Santa, entre zarzas hostiles, y pica-pica, se encuentra claramente visible el sutil escarpado de una falla que demuestra un movimiento sinistral, es decir, que si la falla divide dos bloques, uno al sur y otro al norte, si nos paramos en el que está al sur, todo lo del bloque norte se moverá hacia la izquierda. Este movimiento está evidenciado por la actividad sísmica y de modo tangible en un pequeño arroyo seco por allí cercano, que la falla ha obligado a torcer su cauce debido al constante movimiento.

Aunque la falla ha sido identificada en Guánica, es muy probable que la misma conecte con la del Norte de la Bahía de Boquerón; sin embargo,en ese trayecto se pierde nuevamente.  Esta tarea es ahora motivo de proyectos de investigación y se espera que nos ayuden a conocer más sobre su historial y potencial sísmico.

Lea también ¿Podré sobrevivir a un terremoto en Puerto Rico?

Otras columnas de Alberto M. López Venegas

domingo, 12 de enero de 2020

El mito de los sismos pequeños

El sismólogo Alberto M. López advierte sobre la falsa creencia de que la frecuencia de sismos pequeños implique poca probabilidad de un terremoto fuerte

martes, 7 de enero de 2020

¿Por qué la sismicidad no cesa?

El movimiento de las placas tectónicas no tiene interruptor. Es un movimiento continuo, explica el profesor Alberto M. López, de la Red Sísmica de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios