José Hernández Mayoral

Punto de vista

Por José Hernández Mayoral
💬 0

La gobernación y la letra de la Constitución

Debo ser de los pocos que entienden que la juramentación de Pedro Pierluisi cumple con el orden constitucional. He leído incontables análisis en contrario pero todos recurren al espíritu de la Constitución, o a la intención y preocupaciones de los constituyentes, con poca o ninguna atención al texto propio del documento.

Los hechos que importan son tan solo tres: Ricardo Rosselló (1) nombró a Pedro Pierluisi secretario de Estado y (2) renunció (3) mientras la legislatura estaba en receso.

La Constitución requiere que el secretario de Estado sea nombrado con el consejo y consentimiento del Senado y de la Cámara de Representantes. Pero a la vez permite que el gobernador haga nombramientos cuando la Asamblea Legislativa no esté en sesión; es decir, sin confirmación por la cámaras cuando no están reunidas.

La Constitución no establece que ese secretario de Estado nombrado en receso tenga menos facultades que uno confirmado por la legislatura. Lo único que dice es que ese nombramiento “quedará sin efecto al levantarse la siguiente sesión ordinaria”. Como solo puede quedar sin efecto algo que tiene efecto, debemos entender que los nombramientos en receso son iguales en calidad que los regulares.

En cuanto a sucesión, la Constitución dice que cuando ocurra una vacante en el cargo de gobernador producida por renuncia, “dicho cargo pasará al secretario de Estado, quien lo desempeñará por el resto del término y hasta que un nuevo gobernador sea electo y tome posesión”. El texto no hace distinción entre un secretario de Estado confirmado y uno nombrado en receso. Hacer la distinción, si hubiesen querido hacerla, hubiese sido tan fácil como haber puesto “pasará al secretario de Estado, nombrado con el consejo y consentimiento de las cámaras”.

Para mí la única pregunta que cabe es: ¿era Pedro Pierluisi el secretario de Estado cuando ocurrió la vacante por renuncia? La respuesta es indudablemente que sí, toda vez que lo nombró el gobernador Rosselló mientras la legislatura estaba en receso conforme lo permite la Constitución.

Que ese resultado no es ideal es incuestionable. Pero, la Constitución reconoce que no siempre se dan las condiciones ideales y provee para ello. Se ha dicho que el requisito de confirmación por ambas cámaras de un secretario de Estado fue puesto precisamente por ser  el potencial sucesor del gobernador. Pero si no hubiese secretario de Estado tenemos que dejar a un lado esa preferencia pues quien sucede entonces sería la secretaria de Justicia que solo está confirmada por el Senado. 

De igual modo los constituyentes entendieron que la importancia de la confirmación no podía ser absoluta pues el gobierno no podía quedarse sin secretarios cuando la legislatura no estuviese en sesión. Permitió entonces los nombramientos de receso.

Aquí se ha dado la más grande de las improbabilidades. Pero por másimprobable que pueda ser, era previsible que el puesto de gobernador quedara vacante con un secretario de Estado nombrado en receso. Y eso para mí es determinante. Un silencio ante algo previsible hay que interpretarlo como un silencio consciente y no debemos zambullirnos en los diarios de la Constituyente buscando rellenos.

El Código civil dice que no se puede hacer distinción de las leyes en odiosas o favorables con el propósito de restringir o extender sus disposiciones. También dice que cuando la ley es clara y libre de toda ambigüedad, la letra de ella no debe ser menospreciada bajo el pretexto de cumplir su espíritu. En ningún lugar dice que las leyes se pueden interpretar según las emociones del momento. 

Cae este asunto ahora en manos de quienes pueden decidir conforme a la más estricta hermenéutica.

Otras columnas de José Hernández Mayoral

miércoles, 14 de agosto de 2019

Carmen Yulín vs. Rivera Schatz

¿Qué sucedería si la próxima contienda por la gobernación fuese entre esos dos candidatos? No es una posibilidad remota

lunes, 22 de julio de 2019

¿Cuándo comenzó la caída de Rosselló?

José A. Hernández Mayoral expresa que Rosselló y Trump están siguiendo la misma estrategia: hablándole a una base dispuesta a creer lo inverosímil

martes, 11 de junio de 2019

¿El ELA como enmienda a la Constitución?

José A. Hernández Mayoral declara que, según Antonio Weiss, la pérdida de recaudos contributivos es una tranquilla que hace inviable la opción de la estadidad para Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios