Eudaldo Báez Galib

Punto de vista

Por Eudaldo Báez Galib
💬 0

La gobernadora sí es política

La gobernadora Wanda Vázquez no admite que es política. Aunque suene a mala palabra, política, como disciplina esencial a la democracia, es buena. La hacen mala quienes le convierten en el pozo séptico de las ciencias sociales. 

La vida de la gobernadora anterior al Verano del 19 y luego de asumir el cargo por mandato constitucional liberándonos, con apoyo del Tribunal, de un “golpe”, refleja a una persona que efectivamente se ha desempeñado políticamente.

Intenta “desinfectarse” levantando la tradicional defensa de “venir de abajo”. Implicando que todos sus logros resultan de su capacidad y tesón. Sin embargo, un nombramiento de fiscal al Departamento de Justicia depende de contactos políticos. Ser nombrada fiscal de distrito, aún más. 

Y Procuradora de las Mujeres, ni se diga. Ese cargo y el de secretaria de Justicia se persiguen por los interesados, no caen. Muy pocas veces ocurre por reclutamiento. Además, su esposo es juez. No conozco un solo caso en que el nombramiento de un juez no haya sido por su inclinación política.  Menos su confirmación, si no posee un currículo partidista. 

Por supuesto, y lo enfatizo, el que hayan sido nombramientos con trasfondo político, no quita las virtudes que les puedan adornar ni las capacidades intelectuales de las que gocen. 

Pero si anuncia su candidatura como apolítica, y la evidencia demuestra lo contrario, comenzó con el pie errado. Según Confucio, “El buen líder sabe lo que es la verdad; el mal líder sabe lo que se vende mejor”. 

En Palacio apunta a la ruta de lo que se “vende mejor”. Interviene oficialmente en lo de las peleas de gallo, ya final en lo federal; promete derogar leyes antipáticas; hace presencia mediática en lugares sensitivos como Vieques; la renuncia forzada del licenciado José Sánchez Acosta; y sigamos sumando; ¿“no soy política”? 

La gobernadora ha demostrado tener cualidades para aspirar y retar a Pedro Pierluisi. Inclusive la capacidad y presencia para derrotarlo. Pero si realmente interesa una candidatura y posterior gobernación como algo nuevo, edificante y soñar con el “roster” de los buenos líderes puertorriqueños, le recomiendo empezar de nuevo. “Ya es hora de dejar de hacer lo conveniente para empezar a hacer lo correcto”. 

Que no se desvele por corregir con orgullo que sí es política. Yo, que lo he sido, nunca lo renegué. Por el contrario, me enorgullece. Hay que entender que a más político se es, menos politiqueros se permiten. Si rompe con la tradición de campaña de que se viene a cambiar todo, que La Fortaleza y el Capitolio apestan y hay que desinfectarlos, que la política es la tumba de las buenas intenciones, entonces ya está marcado el futuro de la candidata. Y en ese campo del apestamiento no creo que pueda competir.

Otras columnas de Eudaldo Báez Galib

viernes, 21 de febrero de 2020

¿Ética en el caso de Jorge Navarro?

El rechazo a la decisión de la Comisión de Ética en el caso de Jorge Navarro es un monumento antónimo a ética que habrá de perseguir por buen tiempo a los cuerpos legislativos, dice Eudaldo Báez Galib

💬Ver 0 comentarios