Jon Borschow

Tribuna Invitada

Por Jon Borschow
💬 0

La gran obra de Lin-Manuel

El año comenzó lleno de posibilidades para la isla. Arribó nuestro genial Lin-Manuel Miranda trayendo a la obra “Hamilton” con su elenco estelar, una extensa cobertura de prensa internacional, y la asistencia de influyentes luminarias, desde Oprah Winfrey hasta Barack Obama. Coincidió con su estreno la llegada desde Washington, D.C. a Puerto Rico de una treintena de congresistas del caucus hispano. Jimmy Fallon está transmitiendo su “Tonight Show” desde San Juan y ya comenzaron las Fiestas de la Calle San Sebastián. Además, gloria de glorias, Puerto Rico, fue designado por The New York Times como el destino turístico número uno en el mundo. Lo repito, ¡Número uno en el mundo!

La exposición mediática que estamos recibiendo no tiene precio. Tampoco se puede comprar. Se está reparando nuestra imagen frente al mundo a pasos agigantados. Aquellas escenas de la devastación causada por el huracán María, que le dieron la vuelta al globo, llenando las redes digitales con nuestra tristeza, hoy están siendo remplazadas por nuevos retratos de nuestra belleza natural, nuestra vibrante actividad cultural, nuestro arte y nuestra música, pero sobre todo de la espontánea y contagiosa alegría de nuestra gente y de Jimmy Fallon “chinchorreando” en Orocovis y bailando plena bajo el mar multicolor de paraguas en la Calle Fortaleza.

Nada de esto pasa por casualidad, ni por accidente. Luego de la devastación, puertorriqueños en la isla y en la diáspora, humildes y prósperos, todos comprometidos con nuestra isla, se movilizaron espontáneamente y con gran arrojo se unieron en alma y corazón a trabajar juntos para rescatar el país. Levantaron fondos, recogieron y embarcaron medicinas, agua, y comida. Se metieron en la montaña y en la costa para auxiliar gente, remover escombros, dar consuelo y pensar en ideas de cómo Puerto Rico se podía recuperar. Dedicaron días y meses de su vida en ese esfuerzo. Unos cuantos dejaron sus hogares y empleos seguros en el continente y se mudaron a la isla para aportar a la recuperación y reconstrucción de nuestra Borinquen bella.

Entre los muchos de la diáspora puertorriqueña que dijeron presente, la aportación de Lin-Manuel y de su padre, Luis, figura entre las más desinteresadas y seguramente la de mayor impacto a nuestra recuperación a largo plazo. La decisión de hacer un hiato en su carrera estelar para traer a “Hamilton” a Puerto Rico y de aportar todo lo que rindiera a un fondo para ayudar a artistas puertorriqueños fue genial, como todo lo que hace Lin Manuel. Además, nos demuestra que el mundo se mueve con las ideas —en pocas palabras, su visión ha engendrado una atención mundial para Puerto Rico.

Lin-Manuel y todos los que han trabajado para Puerto Rico nos han abierto una ventana de oportunidad con el mundo. Por esa ventana pueden entrar millones de visitantes y con ellos nuevo capital de inversión a granel, lo suficiente como para poner a Puerto Rico en una trayectoria acelerada hacia un futuro transformador. Ya se está empezando a sentir el impacto. El interés y curiosidad sobre Puerto Rico de potenciales viajeros está aumentando.

¡Hay que aprovechar el momento! Estamos en la mirilla del mundo hoy y no podemos darnos el lujo de dejar pasar la oportunidad. Requiere que nos unamos a nuestra diáspora y pongamos nuestras ideas, redes y recursos al servicio de Puerto Rico. ¡La inversión tiene que ser ahora, cuando hace falta! Hay que invertir en la promoción de Puerto Rico para el mundo, dar prioridad a atender los retos de seguridad de nuestros ciudadanos y visitantes, limpiar nuestras playas y calles, y abrir nuestros brazos en acogida al mundo. Todos tenemos que unirnos a la gran obra de Lin-Manuel y empezar hoy a escribir un nuevo capítulo para Puerto Rico.

Otras columnas de Jon Borschow

viernes, 15 de febrero de 2019

Nuestra esencia mágica

Jon Borschow relata vivencias de su niñez y plantea que la esencia puertorriqueña, aunque evoluciona, permanece como legado que el mundo llega a conocer, al visitar a Puerto Rico

viernes, 21 de diciembre de 2018

El visitante y el destino urbano

Jon Borschow cuestiona ¿cuántos hemos dado la bienvenida con una sonrisa a un visitante y preguntado cómo la está pasando y, quizás, hasta compartir una narrativa sobre un punto de interés o experiencia adyacente para disfrutar?

💬Ver 0 comentarios