Ramón Cruz

Tribuna Invitada

Por Ramón Cruz
💬 0

La herencia de malas mañas

En un panorama familiar con la administración anterior, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, indignado por la falta de apoyo del Presidente del Senado para derogar la Ley 80, lo culpó de “obstaculizar” lo que para él es “hacer un gobierno de futuro en momentos de retos y dificultad” y de “seguir las mañas del pasado que nos han metido en esta situación”.

Luego, llamó a la unidad para “juntos lograr salir del pasado vergonzoso que heredamos”. Si bien es positivo que quiera romper con estas malas costumbres, se necesita un esfuerzo monumental para terminar lo que es “business-as-usual” en los partidos, el gobierno y los municipios. De esa herencia vergonzosa puede atestiguar parte del gabinete que más se ha procesado legalmente por mañas corruptas en los años 90. Durante ese tiempo, el gobernador Pedro Rosselló inició procesos de privatización que acabaron menoscabando los derechos de empleados, que derogar la Ley 80 remataría.

Es necesario aquilatar, por tanto, las expresiones de Rosselló Nevares con su desempeño y el de su gabinete. Es contradictorio que hable de no seguir con “las mañas del pasado”, cuando miembros de su gabinete siguen las malas costumbres “que nos han metido en esta situación”. Por ejemplo, el intento de cambiar límites de un área protegida en el Karso, región de vital importancia para nuestros recursos hídricos, para construir un centro comercial.

Otro ejemplo es la Resolución Conjunta 94, que privatiza cinco cuerdas del Balneario de Carolina para beneficiar a dueños de un hotel. Esto no solo priva el disfrute público de las playas a favor de unos pocos, también continua la mala maña de construir en el litoral costero, vulnerable a la erosión que acaba destruyendo nuestro principal atractivo turístico.

En proyectos de energía solar no es distinto. Aunque quisiéramos ver más energía renovable y accesible para “el pueblo”, el enfoque ha sido apostar a mega proyectos en zonas agrícolas mediante procesos de evaluación expédita. Estas mañas no hacen bien a las instituciones gubernamentales, las únicas que pueden salvaguardar no caer en los errores del pasado.

Por último, debo citar la lista de los activos del gobierno en venta. Luego que el Gobernador clarificara que terrenos en reservas naturales y otras áreas protegidas no estarían a la venta, a esta fecha, la lista publicada por el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio sigue identificándolas como disponibles para desarrollo, como si fueran parques industriales abandonados, desinformando a inversionistas que después tienen que lidiar con protestas y malos ratos por culpa de las malas mañas de sus funcionarios.

Exhorto al Gobernador a ser consistente en su retórica y a asegurar que su administración no será selectiva a la hora de expurgar las malas mañas y el clientelismo heredado.

Otras columnas de Ramón Cruz

jueves, 20 de septiembre de 2018

A caminar por un futuro limpio en Puerto Rico

El ambientalista Ramón Cruz declara que Puerto Rico carece de un plan de acción para mitigar sus emisiones y de adaptación ante el cambio climático

💬Ver 0 comentarios