José Curet

Tribuna Invitada

Por José Curet
💬 0

La hora de Venezuela

Comenzaba la clase como siempre, preguntando a mis estudiantes, ¿cómo están?, ¿algún aviso, comentario? De pronto escuché un zumbido, y el eco de la voz de una estudiante rompió el silencio. “Ah, maestro, se enteró de lo que acaba de pasar en Venezuela…camiones de comida detenidos en la frontera, lo que supuestamente enviaron de Puerto Rico no saben dónde está, y parece que hasta puedan enviar tropas norteamericanas”. Apenas tuve tiempo de recordarles la importancia del sentido crítico frente a esas últimas noticias que nos llegan, pues pueden ser ciertas, pero por ahí también pueden colarse rumores, en esta época de “fake news”.

Era una clase de historia, pero se hacía difícil mirar al pasado para comprender cómo habían surgido esos últimos acontecimientos. Frente al cuadro de hambre y miseria, casi todos parecían favorecer un ataque. Difícil hacerles entender cómo en el siglo pasado todas aquellas invasiones extranjeras en suelo caribeño habían dejado un saldo peor a lo anterior. Pensaba en la invasión y ocupación de la República Dominicana por Estados Unidos en 1965 y en el frustrado ataque de Playa Girón, Cuba, en 1961; o en el caso de Irán-Contra, bajo la presidencia de Ronald Reagan, cuando secretamente se vendieron armas a Irán y se filtraron a Nicaragua, para derrocar a los Sandinistas; sin mencionar Oriente Medio, donde al derrocar al gobierno de Irak, por ese vacío de poder irrumpió el Estado Islámico.

Volvíamos a hablar de Venezuela, y lo difícil que resultaba determinar las causas de sus problemas ante la imagen del hambre, o la carencia de atención médica, sobre el fondo de discursos encendidos de ambos lados. Sin embargo, hay un consenso entre economistas sobre los factores que incidieron en esta crisis actual. Para Javier Corrales, profesor en Amherst College, la crisis se remonta a la época de Hugo Chávez. Achaca culpas a esa política de, “crear un estado expansivo y sin controles junto con un sector privado circunscrito y con exceso de controles”. Al llegar la recesión, y con la baja del precio del petróleo, se disparó la devaluación de la moneda. (“Como explicar la crisis económica en Venezuela”).

Pero más allá del análisis económico, el carácter del gobernante marca también el desarrollo político. Si bien algunos economistas critican el chavismo, a veces pasan por alto la labor social y la inversión en sectores olvidados anteriormente. Por ejemplo, Chávez auspició educación musical al pueblo, con las escuelas del “Sistema”. De ahí surgió el afamado músico, Gustavo Dudamel, actual director de Los Angeles Symphony Orchestra. Hasta hace poco, Dudamel saludaba a Maduro cuando regresaba a Caracas; pero indignado tras la matanza de un grupo de estudiantes de música por parte de militares, se tornó en amargo enemigo. Y como prueba que a veces los extremos coinciden, recientemente Maduro expulsó al periodista Jorge Ramos, después que el comunicador lemostró escenas del hambre en las calles de Caracas; y así mismo lo expulsó Trump de Casa Blanca por cuestionarlo.

Mientras escribo estas líneas, un largo apagón se cierne sobre Venezuela. Ambos lados en choque se achacan culpas. Pero ante la duda sobre el envío de tropas extranjeras al país, hay un consenso casi unánime de lo errado de esa vía. Si hiciera falta más evidencia, bastaría revisar el pasado. Cuando Bolívar comenzaba a su lucha independentista, el gobierno español iba a mandar desde aquí tropas en su contra. Y entonces apareció un cartel donde se leía: “Este pueblo, bastante dócil para obedecer a las autoridades que tiene conocidas, no sufrirá jamás que se saque de la Isla un solo americano para llevarlo a pelear contra sus hermanos los caraqueños.” Y así acababa la hora de clase, pero continúa aun la hora de Venezuela.

Otras columnas de José Curet

viernes, 8 de febrero de 2019

Libertad por la palabra

Un caso similar relata Sheyla Ohlinger. De elegante modelo, y del coqueteo con la fama, fue cayendo, quizá por malas juntas, hasta verse atrapada tras las rejas. Pero pudo comenzar a recuperarse a través de la escritura y el teatro. Ha ganado un premio en un certamen literario de ensayo, y participa en el grupo de teatro dirigido por Elia Enid Cadilla. Y ahora nos dice, “el día que salga por ahí, sale otra”.

💬Ver 0 comentarios