Orlando Parga

Punto de vista

Por Orlando Parga
💬 0

La iluminación de Nydia Velázquez

Desde que – from Yabucoa, Puerto Rico – la enviamos a dirigir la oficina del gobierno de Puerto Rico en la Ciudad de New York, la hoy congresista Nydia Velázquez ha sido una fiel popular creyente a ultranza en el Estado Libre Asociado. Que a esta altura del tiempo ella finalmente descubra que somos una colonia sujeta a los poderes plenarios del Congreso en el que lleva 26 años sentada, es algo que debemos recibir con agradecida humildad, como regalo de la providencia iluminadora.

Lo que no tragamos es su convite a volver al camino andado, por algo que está decidido. Los tiempos cambiaron. Así como ya no es necesario enviar a funcionarios a defender los derechos de los niuyoricans (ahora son ellos los que nos defienden); igual resulta un refrito de la historia que la congresista Velázquez acoja el discurso de la alcaldesa Carmen Yulín Cruz proponiendo elegir, convocar y reunir a delegados para que nos digan el qué y el cómo hacerlo en otra asamblea constituyente.

El libro está escrito y las fórmulas de estatus político definidas en teoría y en la práctica. Por más tesonero el intento por disfrazarla y vestirla de seda… la colonia, colonia se queda.

La ruta descolonizadora apunta ineludiblemente a la independencia o la estadidad. A lo primero, desde la era de España a la contemporánea, a malas o buenas, hemos invertido múltiples generaciones para decirle consistente y repetidamente que no. Por más inalienable que sea el derecho a la independencia, deja de serlo cuando el pueblo no lo quiere. A lo segundo, cada vez más numerosamente, el pueblo se manifiesta a favor de la estadidad con esa preferencia dos veces favorecida en las urnas, en 2012 y 2017.

La democracia se nutre de dos valores que son fundamentales: el gobierno constituido por la voluntad del pueblo, y una mayoría decidiendo. No es por simple perfidia imperialista que hemos llegado a ser la más antigua y poblada colonia mundial.

La culpa por los males del coloniaje es compartida. Tras casi seis siglos de cánticos a la independencia y elucubraciones autonomistas que estrellaron en desprestigio colonial y ruina económica, ahora el amante despechado sabotea en Washington el desamor del pueblo que lo abandona en las urnas y la congresista Velázquez pide algo que ya no nos queda… tiempo y paciencia.

Aunque así haya sido, el modal democrático dicta escucharlos. La congresista Velázquez podrá por supuesto visitarnos en campaña explicativa sobre su largo y tortuoso descubrimiento colonial y hacer el intento para convencer a la nueva generación sobre las bondades del mejunje soberanista.

Hay más de un año por delante para montar estrategias y radicar candidaturas en contra de la estadidad de Puerto Rico. Las próximas elecciones generales 2020 se convocan para constituir gobierno, pero además tienen otro alcance primario; no se trata de elecciones con carácter plebiscitario sobre estatus político, ¡Serán de carácter ratificatorio!

Esta vez puesto en la papeleta de la manera más simple y certera. La tomas o la dejas: Estadidad Sí o No.

Otras columnas de Orlando Parga

viernes, 23 de agosto de 2019

Trump deshonra el legado de George Washington

Orlando Parga señala que el colonizado se acostumbra a la reverencia y suplica el bien común que en realidad le pertenece por derecho propio e innato

miércoles, 21 de agosto de 2019

Tres mujeres al poder

El exsenador Orlando Parga destaca que la alta dirección del gobierno quede en manos de tres destacadas mujeres

lunes, 19 de agosto de 2019

Prepárense para el próximo “perreo intenso”

Orlando Parga declara que el tumor canceroso que aflige la partidocracia se nutre del inversor político que mediante artimaña ilegal financia la campaña, para después pasarle factura al candidato electo

miércoles, 14 de agosto de 2019

Disfuncionalidad de los partidos

El autor propone la creación de un congreso estadista con el propósito de adelantar ese ideal político.

💬Ver 0 comentarios