Carlos M. Rodríguez

Punto de vista

Por Carlos M. Rodríguez
💬 0

La importancia de la manufactura en Puerto Rico

Recientemente salió a la luz pública un informe sobre la industria de turismo que arroja alguna información muy útil pero que, si lo que reportó la prensa es una fiel interpretación del informe, puede llevar a interpretaciones incorrectas. Por ejemplo, que el turismo tiene mayor impacto en la economía que la manufactura. Debe quedar claro que mi posición y la de la Asociación de Industriales es que la economía del visitante es clave para el futuro económico de Puerto Rico. 

Unas cifras sencillas ayudan a entender mejor el tema de la comparación entre manufactura y turismo. Primero, si uno parte de la realidad de que la entidad clave en el sector es el hotel, vemos que esta industria generó 11,300 empleos. Por supuesto, se generaron empleos en restaurantes, en el aeropuerto y los puertos, compañías de transportación y tiendas que venden objetos para turistas. Esos empleos, que podemos llamar indirectos, podrían sumar unos 44,000 adicionales si aplicamos lo que los economistas llaman un multiplicador que, para propósitos de esta nota digamos es 4, que es altísimo (el oficial de la Junta de Planificación es menos de 2.0). Aparentemente, el autor del estudio le asignó a turismo todo el sector de alimentos que, por supuesto, tiene un componente que puede atribuirse a los visitantes, pero también tiene un componente muy importante de manufactura. Algunos ejemplos son la Destilería Serrallés, Campofresco, Rovira Biscuits y otros componentes que nada tienen que ver con turismo. 

La manufactura, en cambio, genera en procesos de producción unos 74,000 empleos y esos, a su vez, generan otros 74,000 empleos indirectos con un multiplicador de 2 (la Junta de Planificación lo calcula en 1.83). De usar el multiplicador que le atribuimos al turismo, la cifra sería muchísimo mayor. 

Pero el impacto de la manufactura se puede medir de otra manera, en términos de los salarios que se pagan en el sector. El salario promedio en la manufactura en el 2018 fue de $20.78 (de acuerdo al BLS federal). En el sector de turismo (alojamiento) fue de $12.13. Es evidente que, aun si el número de empleos fueran iguales en ambos sectores, que no lo son por mucho, el impacto de la manufactura es muchísimo más que el de turismo si por más nada por ser los salarios mucho más altos.

La propia Junta de Planificación ha estimado la proporción de la manufactura en el PIB en alrededor de 47%, mientras que el gasto de los visitantes, que es la manera de medir su impacto, sitúa la contribución del turismo en poco más del 5.0%. 

Un punto que menciona el informe de la Asociación de Hoteles es que, contrario a la manufactura, el turismo no requiere incentivos. Sería pertinente preguntarle al autor, ¿qué hotel de alguna importancia se ha construido que no haya recibido importantes incentivos? Lo invito a que lea la Ley 74 de 2010 y la Ley 22 de 2016. Ambas leyes proveen incentivos muy generosos a la industria de turismo. Y, por supuesto, el Tourism Development Fund fue un instrumento para estimular el turismo que le represento pérdidas de cientos de millones de dólares al estado, razón por la cual se liquidó.

Confío que esta nota aclare el asunto y que podamos movernos a un mejor futuro económico para Puerto Rico, aunando esfuerzos de todos los sectores. Es la única manera que lograremos ese mejor futuro.

Otras columnas de Carlos M. Rodríguez

💬Ver 0 comentarios