Luis M. Baquero Rosas

Tribuna Invitada

Por Luis M. Baquero Rosas
💬 0

La indisciplina de la AEE

¿Es la falta de energía eléctrica en inmensas zonas del área metropolitana o la lentitud en la reparación del sistema eléctrico la causa del anuncio de la venta de los activos de la Autoridad de Energía Eléctrica?  La respuesta debe ser que no. Estos eventos adversos recientes se suman a décadas de problemas en la AEE como resultado de  la falta de disciplina a todos los niveles operacionales de la corporación pública.

La falta de disciplina se vio en las actitudes de los directivos antes y luego del paso del paso del huracán, con la ausencia de un plan detallado y coordinado de recuperación que incluyera el apoyo de empresas de energía de los Estados Unidos, que debieron haber llegado en la primera semana de haber pasado el evento catastrófico.

La falta de disciplina se evidenció en el proceso de contratación de la empresa Whitefish y en su escandaloso proceso de cancelación que demostró un alto nivel de improvisación, de toma de decisiones sin analizar y seleccionar la alternativa óptima tomando en consideración su debilitada condición financiera. Falta de disciplina en desarrollar un plan coherente de re energización y ausente de una comunicación efectiva al pueblo que sigue a oscuras esperando ver llegar a  comunidades y negocios brigadas que den esperanza de una posible re energización. ¿Pero para cuándo?  Es la pregunta de miles de ciudadanos en una espera e incertidumbre que sobrepasa 120 días. Se acrecienta la incertidumbre por el anuncio del gobernador.

Falta de disciplina evidenciada por el operativo realizado por el Cuerpo de Ingenieros para obtener valiosos materiales en el almacén de Palo Seco, que de haber sido proactivos debieron haber puesto a disposición para ser utilizados.

Falta de disciplina en el trato a los alcaldes y al deseo de colaboración para llegar a las comunidades, residencias y lugares más recónditos, donde no consuela la explicación de que deben esperar con paciencia hasta junio 2018.

Finalmente, la falta de disciplina, que raya en la insensibilidad e ineficiencia, está en el reinicio de los procesos de facturación con el envío de facturas de miles de dólares a personas humildes, de hogares pequeños, y sin un proceso humano y eficiente que no les requiera estar largas horas en una oficina atestada de personas que se sienten presas del laberinto de procesos de la AEE que complica sus reclamaciones.

El anuncio de la venta de activos que conlleva la desaparición y reestructuración de los procesos burocráticos de la AEE es medular en la reconstrucción de un país, en la reducción de los costos de operación en la economía, en la permanencia de miles de boricuas en su tierra. Eso no se logrará si el gobierno no lucha contra  la cultura de indisciplina operacional que sigue permeando a todos los niveles de la corporación pública.

Otras columnas de Luis M. Baquero Rosas

💬Ver 0 comentarios