John Reyes

Tribuna Invitada

Por John Reyes
💬 0

La industria del cannabis medicinal tras María

La industria de los dispensarios de cannabis medicinal, novel concepto que busca aliviar el dolor de un grupo selecto de pacientes debidamente certificados por el Estado, no ha sido inmune a los estragos causados por el azote de los históricos huracanes Irma y María en septiembre pasado. Como la inmensa mayoría de los negocios relacionados con el sector de la salud, como los consultorios médicos, hospitales, clínicas y farmacias, los dispensarios han tenido que adaptarse a una nueva realidad.

Muchos dispensarios tuvieron prolongadas interrupciones de negocio causadas, principalmente, por la falta de energía eléctrica, los gastos excesivos en la compra del diésel utilizado como combustible en los generadores de emergencia,y la reducción en el horario de operaciones, primero por los toques de queda y luego porque muchos sectores no contaban con electricidad.

Esto también tuvo el efecto directo de duplicar, y en algunos casos hasta triplicar, el tiempo que se dedicaba a una labor, aumentando más los gastos operacionales. Esto sin contar la carencia de una línea de suplido continua, afectada como todo lo demás por el taponamiento en los muelles ante la entrada de toneladas de suministros. Con la detención parcial de la distribución a los dispensarios, bajó dramáticamente el inventario necesario para proveer el tratamiento prescrito para las condiciones debilitantes de los pacientes.

Ante esta nueva realidad, la industria tuvo que hacer cambios, incluyendo fortalecer la cadena de suministros, reeducar a los empleados y reforzar los planes de contingencia en caso de una catástrofe natural. Mantener el cumplimiento de los requisitos establecidos en la industria es imperativo para garantizar la calidad que requieren las agencias estatales y federales. Es imprescindible seguir educándonos y compartiendo ideas de desarrollo de programas que faciliten el cumplimiento.

El momento para ajustes es ahora. El compromiso de los dispensarios de cannabis medicinal es con el cumplimiento de las leyes que nos regulan y el servicio a nuestros pacientes, la razón de ser de la industria. Por eso debemos dejar a un lado al tribalismo que a veces permea en toda industria y unirnos para el beneficio de nuestros pacientes y de este sector de la salud en Puerto Rico que tanto bien ha hecho a los pacientes con condiciones debilitantes. Este sector tiene un potencial incalculable de inyectar millones de dólares y crear miles de nuevos empleos en nuestra economía en los próximos años.

💬Ver 0 comentarios