Pierina Ortiz Cortés

Punto de vista

Por Pierina Ortiz Cortés
💬 0

La inminente nominación de Biden

Este pasado martes, el Super Tuesday II nos demostró que Joe Biden será el candidato a la presidencia por el Partido Demócrata y será el próximo presidente de los Estados Unidoss. De los seis estados que tuvieron sus primarias demócratas ese día, Biden logró amplios triunfos en Michigan, Mississippi, Missouri y Idaho. Por otro lado, Bernie Sanders logró ventaja en Dakota del Norte. El resultado del estado de Washington aún no ha sido adjudicado. 

La gran sorpresa de la noche ocurrió en Michigan, donde estaba en juego la mayor cantidad de delegados para la convención del Partido Demócrata. En el 2016, Bernie Sanders tuvo un gran desempeño prevaleciendo sobre Hillary Clinton. Durante este ciclo, se esperaba que Sanders triunfara con facilidad y, de esa forma, mantuviera viva su candidatura. Sin embargo, Biden prevaleció cómodamente y llevó consigo el premio de la noche, alejando las esperanzas de Sanders. 

El próximo encuentro será el martes 17 de marzo, en el cual los estados de Arizona, Florida, Illinois y Ohio tendrán sus primarias y habrá 615 delegados en disputa. Clinton prevaleció en todos estos estados en el 2016. La tendencia y el pronóstico de las encuestas muestran a Biden prevaleciendo con márgenes amplios. Esto lograría que el balance definitivo de delegados se incline a su favor y se acerque al número mágico de 1,990 delegados. El 29 de marzo le tocará a Puerto Rico participar de este proceso. 

A raíz de estos resultados, ¿cuál es el futuro de la nominación? El panorama es claro en quién obtendrá la nominación. El propósito principal del electorado demócrata es derrotar a Donald Trump en las elecciones. Biden ha logrado acaparar la base tradicional del Partido Demócrata y ha demostrado que puede lograr expandirla con el electorado joven y progresista. Sanders, por otro lado, mantiene un mensaje progresivo, pero repetitivo, que no cala más allá de una base fogosa de electores.

Tras su gran victoria el martes, Biden hizo un discurso conciliador en el que hace un llamado a unificar el Partido Demócrata de cara a las elecciones en contra de Trump. Esto es lo correcto. El Partido Demócrata tiene que incorporar algunos de los temas principales que ha presentado Sanders en sus propuestas, pero queda claro que ese mensaje no es suficiente para prevalecer en noviembre. 

Eventualmente Bernie Sanders y su grupo de apoyo se unirán a una candidatura de Joe Biden. No es concebible que personas de su capacidad y compromiso dejen de participar de una misión histórica para derrotar a Trump. Esta unión permitirá que los demócratas recuperen la Casa Blanca y ambas ramas del Congreso, lo cual será beneficioso para los Estados Unidos y Puerto Rico. El domingo será el primer paso de esta conciliación. 


Otras columnas de Pierina Ortiz Cortés

💬Ver 0 comentarios