Edwin Sierra González

Buscapié

Por Edwin Sierra González
💬 0

La involución de Puerto Rico

Como si la realidad socio-económica y política no dejara mucho que desear, el gobernante Partido Nuevo Progresista, identificado con el sector más conservador del país, abrió un nuevo capítulo en la palestra pública y legislativa del proyecto de ley, rechazado previamente, para salvaguardar la “libertad religiosa”.

El nombre parece encomiable y de propósito noble: proteger la libertad religiosa. El problema radica en los amparos que proporciona para dicha protección y como manifiesta un disloque en una sociedad cuya constitución colonial ya protege y salvaguardad la libertad de culto, separa la Iglesia y el Estado y prohíbe el ensalzamiento religioso a través de las instituciones coloniales y sus recursos económicos. Estando ya garantizado, es innecesario. Sobre todo, porque muchos de los que quizás se habrían amparado en esa ley, devengan su salario de los impuestos y recaudos públicos que grupos minoritarios como el LGBTTQ también paga al erario. O sea, son sujetos útiles para aportar a las arcas coloniales, pero no para ser servidos por no ajustarse a una normativa particular. Gobierno Fariseo.

Más allá de toda esta vorágine que atenta contra los derechos humanos y civiles fundamentales del individuo, el gobierno colonial de Puerto Rico hacía grandes esfuerzos mediáticos para mercadear el país como un destino exótico, ventajoso, abierto y seguro para la comunidad LGBTTQ. La doble mirada al asunto es preocupante. ¿Cómo es posible que el país, para un mismo grupo de seres humanos, pueda promocionarse como un destino turístico amigable, pero busque coartar el derecho de los puertorriqueños que se identifican dentro del colectivo, so pretexto de proteger la “libertad religiosa”? Doble vara al parecer, como siempre.

Es inaceptable que en pleno siglo XXI se propongan separar a sus ciudadanos por clases o distingos. Pareciera que el longevo proceso colonial puertorriqueño arrastrara al país a una constante involución.


Otras columnas de Edwin Sierra González

miércoles, 14 de agosto de 2019

Reconstrucción

Nuestra Constitución actual es de carácter colonial y por lo tanto, no nos representa.

viernes, 19 de julio de 2019

Puñal de palacio

Edwin Sierra González indica que la renuncia del gobernador no es un capricho, es el resultado lógico de quien ha demostrado la ausencia de liderazgo

💬Ver 0 comentarios