Pedro Reina Pérez

Punto de vista

Por Pedro Reina Pérez
💬 0

La ironía de la fe y lo fácil

La Arquidiócesis de San Juan anunció la venta del Seminario Conciliar San Ildefonso, sede el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe, a raíz de la demanda judicial que enfrenta por un grupo de educadores católicos desamparados que la demandó por el desfalco de su fondo de pensiones. En su comunicación, la Arquidiócesis se sirve de un lenguaje, digamos, deficiente en pundonor al afirmar que: “Entre mantener un edificio y crear un fondo para los pensionados, la decisión es sumamente fácil. La Arquidiócesis de San Juan no es rica monetariamente, es una iglesia particular rica en bendiciones, en fe, esperanza y ayuda al necesitado, no en dinero.” La declaración tiene un tono cínico que da para muchas lecturas. Yo, solo quiero responder a lo que me parece más urgente en este momento que es denunciar el expolio que supondría vender este magnífico edificio, que forma parte del patrimonio cultural puertorriqueño, al mejor postor. Las consecuencias serían inmensas e irreversibles. Yo respaldo el reclamo de los maestros pensionados y así lo manifesté en una columna previa, pero nos engaña la jerarquía para que pensemos que la venta del Seminario es la única alternativa.

Hablo como ciudadano y como sanjuanero, antes que como académico. Admito, no obstante, un prejuicio personal porque pertenecí a la primera clase doctoral del Centro de Estudios Avanzados en mayo de 1998, y desde entonces formo parte de su facultad. Empero, vender este edificio para saldar una deuda sin considerar el daño que se le infligiría a la ciudadanía al conjunto de bienes patrimoniales de Puerto Rico sería un acto temerario, de amplia repercusión. Éstos bienes conforman un tipo específico dentro de los llamados bienes culturales, que se caracterizan por su valor simbólico y funcional. A los bienes patrimoniales se les considera bienes públicos, aunque estén en manos privadas, porque forman parte del acervo intelectual y artístico de una sociedad.

Dice la Arquidiócesis que fueron su Consejo de Asuntos Económicos y el Colegio de Consultores los que tomaron esta “fácil” decisión, pero tal cosa solo pretende darle legitimidad y apariencia democrática a lo que no lo tiene. El señor Arzobispo es el responsable final de la decisión y por tanto conviene recordarle un par de cosas. El Seminario Conciliar fue una ruina abandonada hasta que el Dr. Ricardo Alegría le propuso al entonces cardenal Luis Aponte Martínez adquirirlo para que fuera la sede permanente del Centro. El Cardenal ofreció venderlo por medio millón de dólares, pero Alegría no consiguió levantar el dinero. Lo que sí consiguió fue restaurarlo y ocuparlo por diez años, por una cantidad nominal. Desde entonces, el Centro es la única universidad en Puerto Rico dedicada exclusivamente a la historia y la literatura puertorriqueña, a nivel graduado. Su biblioteca es la única biblioteca pública en el Viejo San Juan. Su patio y su aula magna sirven primordialmente a la comunidad, como pueden atestiguar tantas personas. Es por lo tanto guardián de un pedazo hermoso e importante del patrimonio cultural de la isla, algo que no podrá hacer jamás un hotel boutique como el que se pretende instalar allí.

Puerto Rico adolece de una triple destitución ante la Junta de Control Fiscal, el Congreso y el gobierno colonial. Ante ello debería el Arzobispo mostrar mayor sensibilidad de la que supone la ironía de sacrificar una universidad para pagar lo que debe en justicia a unos maestros. A menos que, cuesta creerlo, sea el prelado indolente ante tanta violencia. En cuyo caso sabremos por qué permanecemos tan cerca de Dios y tan lejos de lo iglesia.

Otras columnas de Pedro Reina Pérez

martes, 15 de octubre de 2019

Una conciencia competitiva

El profesor Pedro Reina analiza las implicaciones de la lealtad al presidente Donald Trump, según lo expresado por José Carrión III

miércoles, 28 de agosto de 2019

Trump: incendiar el futuro

De acuerdo con Pedro Reina, en Donald Trump han encontrado albergue los peores sentimientos del sector más ignorante y nacionalista de Estados Unidos, temeroso del mundo y nostálgico respecto a un pasado que nunca existió

💬Ver 0 comentarios