Juan Zaragoza

Tribuna Invitada

Por Juan Zaragoza
💬 0

La isla como zona de inversión

Desde que surgieron los impuestos en este mundo, al ser humano le ha atraído cualquier mecanismo para atrasar su pago y si es posible evitarlo. Además del efecto en el bolsillo, esto provoca una sensación inigualable de victoria personal contra el sistema.

Recién ha empezado a sonar la designación de toda la isla como Zona de Oportunidad. Los políticos locales, como niño pequeño con juguete nuevo, se llenan la boca con las virtudes de esta designación, añorando y presagiando el regreso a aquellos días de “bonanza” provocados por otra legislación federal (la 936).

Intentaré explicar las implicaciones de esta designación y dar un poco de perspectiva al potencial de esta.

En esencia, lo que intenta esta legislación es incentivar, mediante un alivio contributivo, la inversión en áreas geográficas específicas. Es decir, toma oportunidades de inversión y las hace más atractivas sazonándolas con beneficios contributivos. Pero, para empezar, debe existir una buena oportunidad de inversión en esa área geográfica. Esta designación se le solicita al Tesoro Federal, quien ya ha designado miles de áreas en los estados de los Estados Unidos. Para estos propósitos, Puerto Rico se considera como una sola zona, contrario a los estados de EE.UU.

El beneficio contributivo se concede a contribuyentes que han generado ganancias de capital en la venta de ciertos activos o propiedades y que de otra forma tendrían que pagar contribuciones federales de inmediato. En la medida que se reinvierta la ganancia, podrá posponer o eliminar parte de esta.

Debido al dinamismo y crecimiento de la economía norteamericana en los pasados años, es de esperar un gran volumen de transacciones de compra y venta de activos, desde edificios comerciales, residencias, acciones de corporaciones, entre otras. La gran mayoría de esas transacciones provocan lo que se conoce como “ganancias de capital”.

No considero necesario aburrirlos explicando cómo los individuos y las corporaciones tributan en los EE.UU. sobre estas ganancias de capital. Lo importante es saber que para ellos es buen negocio retrasar el pago de contribuciones sobre estas ganancias o hasta reducirlas, si inviertes en las Zonas de Oportunidad.

Bajo esta ley, se permite que los contribuyentes inviertan a través de fondos o grupos de inversionistas que se organicen con ese propósito. Pero, en qué tipo de cosas se puede invertir que provoque que algunos de estos inversionistas miren para acá, para beneficiarse de la ley.

Esta legislación requiere que el fondo invierta y retenga el 90% de sus fondos en “Activos de la Zona de Oportunidad”. Este término, a su vez, se define como que incluye acciones corporativas o participaciones de una sociedad que opere un negocio en dicha zona. También incluye la inversión en activos de negocios que se pongan en uso luego de la creación del fondo y activos usados que se hayan rehabilitado o reparado sustancialmente.

¿Pero qué significa todo esto para Puerto Rico? Bueno, realmente depende de que se junten el hambre y la necesidad. Como mencione anteriormente, este mecanismo lo que hace es sazonar oportunidades de negocios que ya de por si hacen sentido, y las mejoran con unos beneficios contributivos. Allá, en Estados Unidos, existen miles de inversionistas hábiles que cualifican para reinvertir sus ganancias en oportunidades en la isla. Claro está, no podemos olvidar que estaremos compitiendo con miles de zonas designadas en los EE.UU. que estarán con el “cuchillo en la boca” esperando estos mismos inversionistas.

Aquí la clave es poner en estado de alerta a todas las agencias que de alguna forma u otra tienen que ver con permisos, licencias y otros obstáculos típicos de la inversión para que, si no lo han hecho ya, cobren una mayor sensibilidad ante nuevos proyectos que se les acerquen. Solo así demostraremos el apetito que realmente tenemos para estas oportunidades de inversión.

Otras columnas de Juan Zaragoza

martes, 12 de febrero de 2019

El bizcocho de Cofina

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza considera que el acuerdo de Cofina fue más bondadoso con los bonistas que con Puerto Rico

viernes, 8 de febrero de 2019

Domar el monstruo de las drogas

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza, comenta razones que inducen a los jóvenes a entrar en el negocio de las drogas en Puerto Rico

lunes, 28 de enero de 2019

Turbulencia en Hacienda

El exsecretario Juan Zaragoza expresa que la carta de renuncia de Teresita Fuentes siembra mil dudas sobre el manejo de las finanzas por parte de esta administración

sábado, 12 de enero de 2019

El impecable negocio de las drogas ilícitas

El exsecretario de Hacienda, Juan Zaragoza, declara que la verdadera crisis fronteriza no es la entrada de seres humanos por la frontera mexicana, sino la entrada de drogas por la frontera de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios