Julio Fontanet

Punto de vista

Por Julio Fontanet
💬 0

La justicia televisada

La transmisión televisiva —o a través de otros medios— de los procesos judiciales es algo positivo para nuestro sistema de impartir justicia y para el país. Es la verdadera concretización del derecho a juicio público que tiene todo acusado. Es un derecho que también ostentamos todos los ciudadanos. Ese acceso nos permite ver todo lo que pasa en una audiencia judicial. No existe mejor mecanismo para promover la transparencia. Constituye, además, un salón de clase para comprender mejor nuestro ordenamiento jurídico. 

  Ciertamente, los hechos acontecidos en Fajardo, que culminaron en la muerte de una joven trabajadora, han captado la atención de todo el país. La etapa inicial del proceso propició mucha discusión, particularmente en cuanto al derecho a la fianza. Es lógico pensar que se hable mucho de la vista preliminar, de los abogados y de los fiscales que participan en la vista. Me parece que todos debemos reconocer que los abogados, los fiscales y la juez han descargado sus respectivas responsabilidades de manera muy profesional hasta el momento

No obstante, algunas personas han cuestionado la duración y formalidad de la vista preliminar; como si les pareciera innecesaria. Debo confesar que para mí ha sido ejemplarizante de lo que deben ser los procesos judiciales, a menos, claro está, que lo que se quiera en este caso sea realizar vistas “pro forma” y carentes de rigor probatorio y jurídico. Debemos tener presente que no se puede hacer justicia de manera atropellada. 

Es importante que la ciudadanía sepa que la vista preliminar es, con toda probabilidad, el llamado único “día en corte” que tendrá un acusado. Ello se debe a que en los Estados Unidos el noventa y cinco por ciento de los acusados se declara culpable mediante una alegación preacordada y, por consiguiente, renunciará a la celebración de juicio. Es decir: esos acusados se declararán culpables a cambio de algún beneficio, como, por ejemplo, una recomendación de reducción de sentencia, una reclasificación de delito o algún tipo de ajuste. En Puerto Rico, el porcentaje es menor, pero no mucho menos. Así, pues, ante este escenario, la vista preliminar cobra una importancia vital tanto para el acusado como para el fiscal e, incluso, para la víctima. 

Para el acusado constituye su única oportunidad de carearse con los testigos en su contra y de conocer la naturaleza de la prueba con que cuenta la fiscalía; lo que, a su vez, le permitirá considerar su situación legal y tomar decisiones ilustradas en cuanto el trámite ulterior del caso. Por su parte, la fiscalía tendrá el beneficio de poder evaluar la fortaleza de su prueba, así como sus debilidades. Esto último podría propiciar mejorar la investigación y acceder a otros testigos o, inclusive, desistir del caso al constatar la inocencia del acusado o la insuficiencia de la prueba para probar su caso. A las víctimas —o a sus familiares— les permitirá monitorear todo el proceso y asegurarse de que sus prerrogativas como víctimas son atendidas por el estado.

Es precisamente por todo lo anterior que debemos atesorar la existencia de la vista preliminar. Debemos aspirar a contar con un proceso penal que fomente que los culpables sean encontrados culpables y que los inocentes sean exonerados. Para ello necesitamos procesos penales que no sean un manual operativo de la fiscalía sino todo lo contrario: que sean procesos que contengan garantías y requieran rigor.

Para hacer justicia no se puede tener prisa. La vista preliminar que hemos estado presenciando gracias a la televisión —y que constituye, quizás, la primera vez que muchos de nuestros conciudadanos tienen “acceso” a un tribunal— es un buen ejemplo del proceso penal al que debemos aspirar. 

Otras columnas de Julio Fontanet

miércoles, 4 de diciembre de 2019

¿Son legales las escoltas de Beatriz Rosselló?

A lo que me opongo es a la concesión de privilegios injustificados, con cargo a un presupuesto en situación precaria y sin ningún tipo de análisis de campo, plantea Julio E. Fontanet

martes, 5 de noviembre de 2019

Salario mínimo: ellos y nosotros

Algo positivo tuvo el comentario de José Ledesma: les hizo ver a los que piensan como él lo equivocados que están, sostiene Julio Fontanet

miércoles, 30 de octubre de 2019

El "Joker" y la insensibilidad

El licenciado Julio Fontanet argumenta sobre la desidia del gobierno hacia las necesidades las personas pobres con enfermedades mentales y paralelismos locales con el drama presentado en "Joker"

jueves, 3 de octubre de 2019

El otoño de Donald Trump

La experiencia vivida por todos en Puerto Rico hace escasamente dos meses nos permite comprender la situación tan delicada en la que se encuentra —nuevamente— el presidente Donald Trump, dice Julio Fontanet

💬Ver 0 comentarios