Erick Vázquez González

Tribuna Invitada

Por Erick Vázquez González
💬 0

La juventud y Rafael Hernández Colón

Recientemente se le ha informado al país que el gobernador Rafael Hernández Colón ha sido diagnosticado con la terrible enfermedad de leucemia.

Nací en 1994, de modo que no tuve la oportunidad de vivir en los tiempos en que Hernández Colón dirigía el país, no obstante, desde muy joven me interesé por la figura de Rafael: ¿Quién es? ¿Cuál es su historia?

La contestación a esas preguntas me la han dado familiares que activamente apoyaron a Rafael durante sus campañas, los libros y en fin, la búsqueda de su historia. Hernández Colón ha escrito sus memorias que, por supuesto, me he leído en más de una ocasión. Y es que, Rafael debe ser motivo de inspiración para muchos jóvenes. 

Con solo 24 años comenzó a servirle a su país como comisionado asociado de la Comisión de Servicio Público. Sus proyectos y trabajos como estudiante de Derecho, específicamente su Tesis fue el foco de atención para que el líder de entonces del Partido Popular Democrático, don Luis Muñoz Marín se viera interesado por la figura de este joven de Ponce al que le esperaba un futuro brillante como servidor público. 

Don Rafael fue nombrado en 1965 por el gobernador Roberto Sánchez Vilella, y con tan solo 29 años, como secretario de Justicia del Estado Libre Asociado. 

Desde muy joven se interesó en los asuntos públicos y políticos. Una de sus aspiraciones era servir desde un escaño legislativo que en aquella época era un trabajo a tiempo parcial. En su aspiración al Senado y tras resultar electo, se convirtió en el presidente más joven de dicho cuerpo con tan solo 32 años. Desde la presidencia del Senado, Rafael impulsó la legislación para permitir que todo joven de 18 años de edad en adelante pudiera votar, fue una de las legislaciones que con más compromiso y esmero atendió. Incluso atacó a la Cámara de Representantes públicamente por no atender la medida con la agilidad que ameritaba. 

Rafael escribió una página en la historia cuando se convirtió en el gobernador más joven que ha tenido Puerto Rico. En 1972 resultó electo, juramentó en 1973 a 36 los años de edad. Desde entonces trazó una hoja de servicio para todo Puerto Rico. Su paso por el servicio público está ahí para que todos los jóvenes lo estudien y se interesen por su figura y sus ejecutorias.

En tiempos en que las instituciones gubernamentales sufren una crisis de liderato, miremos la historia y la forma en que hombres como Rafael echaron el país hacia adelante. 

Ojalá que los líderes de mi país miren más a su juventud y los deseos que tienen de aportar. Ojalá el Partido Popular de hoy busque esos talentos que, como Rafael, quizás están ahí, esperando a ser llamados para enrollarse las mangas y trabajar.

¡Rafael, te esperamos en Puerto Rico y oramos por tu salud!

Otras columnas de Erick Vázquez González

💬Ver 0 comentarios