Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

La LAI: un verdadero proyecto de país

Es irrefutable: el país y los distintos gobiernos que lo han administrado le deben una, y bien grande, a la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI), que este año celebra su aniversario número 90. Desde el huracán María ocurrido en el 2017, la LAI pide a gritos que caiga maná del cielo para seguir adelante con sus compromisos en pro de la juventud universitaria, que de la mano de sus habilidades atléticas y deportivas, logra obtener una beca que les sirve para pagar su educación.

Sin ese programa deportivo de la LAI, esa ayuda económica rendiría menos para ese estudiante-atleta.

Y sepa, que se pueden contar por los miles los estudiantes-atletas graduados que tuvieron esa mano amiga de la LAI y que luego salieron a servirle al país, fuera en la empresa pública o privada.

De esa deuda es que hablamos.

Este año asomó la llegada de un nuevo comisionado de la LAI en el letrado Jorge Sosa, quien sustituyó al también abogado, José Enrique Arrarás. Por 16 años, Arrarás comando la LAI contra viento y marea, y fue pura mente creativa a la hora de allegar recursos del ente privado.

Y este 2019 azotó fuerte a la LAI, toda vez que para julio de este año en vez de 21 universidades en el programa serán 19, ya que el Sistema Universitario Ana G. Méndez se convertirá en la Universidad Ana G. Méndez y sus tres instituciones educativas —la Universidad del Este, la Universidad del Turabo y la Universidad Metropolitana— serán una unidad competitiva, bajo las siglas de UAGM.

Además, hay que sumarle que bajo los controles que impuso la Junta de Supervisión Fiscal, los estudiantes-atletas de la Universidad de Puerto Rico (UPR) enfrentan una reducción en su ayuda económica y el mismo sistema ya anunció un alza en los créditos.

Mientras, también se ha planteado que algunos recintos de la UPR se fusionen, lo que redunda en menos oportunidades para estudiantes-atletas.

Sosa entró en funciones en enero pasado y dejó claro su enfoque filosófico de la LAI, el cual ve como un proyecto de país que produce un ciclo para el desarrollo competitivo de los atletas del patio, que impacta al deporte general, y que al final del camino le crea una cantera de profesionales.

La palabra “reto” estará muy ligada al abogado Sosa, quien a mi juicio, su primera gran asignación una vez pase este semestre que heredó y de cara a su primer año oficial en agosto, es convencer a la Junta Directiva de la LAI —que preside el doctor Miguel Vélez Rubio— que, en efecto, la LAI es un gran proyecto de país y deben darle, sin titubeos, la mejor atención y recursos para que siga sumando buenos años.

Otras columnas de Raymond Pérez

martes, 9 de julio de 2019

Sin límite la creatividad de los atletas

Cuando el primera base Willie Stargell —quien jugó con Pittsburgh del 1962 a 1982— iba a batear, hacía un movimiento de ‘circular el bate’ y daba un brinquito antes que el lanzador tirara. No era algo del todo intimidante, pero claramente enviaba una señal al equipo defensivo.

martes, 25 de junio de 2019

La dirigente Zuleimarie Sánchez abre una puerta interesante

Una fémina, exjugadora del Baloncesto Superior Nacional Femenino, acaba de abrir una nueva puerta que bien podría trazar una ‘pizarra de ruta’ para futuras dirigentes o técnicas del patio, que buscan afincarse en el trabajo del coaching en el baloncesto local.

martes, 18 de junio de 2019

Boricua…aunque naciera en la Conchinchina

Me luce, que es lo mismo decir me parece, que el fanático del deporte le lleva alguna ventaja al aficionado farandulero, especialista en concursos de bellezas, en eso de entender cómo se bate el cobre cuando de ‘puertorriqueñidad’ espontánea se trata.

💬Ver 0 comentarios