Carl Soderberg

Punto de vista

Por Carl Soderberg
💬 0

La ley de política pública ambiental: un hito mundial de Puerto Rico

El 18 de junio de 1970, la Legislatura de Puerto Rico aprobó la Ley de Política Pública Ambiental. Mediante esta ley se estableció la Junta de Calidad Ambiental, la primera agencia de protección ambiental de las Américas. De hecho, precedió por seis meses la creación de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés). Esto debe ser motivo de orgullo para todos los puertorriqueños. Cuando visitamos a la República Dominicana, los dominicanos con mucho orgullo indican que la Catedral de Santo Domingo es la primada, o sea, la primera en las Américas. Deberíamos honrar a la JCA como “la primada”.

Esta ley requirió la preparación de una Declaración de Impacto Ambiental para todo nuevo proyecto que pudiese tener un impacto significativo sobre el medioambiente. Además, la ley le dio garras a la JCA para hacer cumplir los reglamentos de protección ambiental. La JCA podía imponer multas por la vía administrativa y expedir órdenes de cese y desistimiento, sin recurrir al Departamento de Justicia. Los programas de control de la contaminación en el Departamento de Salud y protección de recursos naturales en el Departamento de Obras Públicas que precedieron a la JCA, precisamente adolecían de no tener las garras para velar efectivamente por su cumplimiento.

La JCA inicialmente tuvo grandes logros. Restauró la calidad del agua de la Laguna del Condado y las playas del Condado e Isla Verde sin la ayuda de EPA. A principios de la década del 1970, estas aguas estaban tan contaminadas que se instalaron avisos en español e inglés para advertir al público que bañarse allí era una amenaza a su salud.

En cuanto a la contaminación atmosférica, la JCA sometió el primer plan de estrategias de control de la contaminacion del aire entre todas las jurisdicciones en los Estados Unidos y este plan fue el primero aprobado por EPA. Además, implantó una estrategia novel de controlar las emisiones de bióxido de azufre limitando la cantidad de azufre en el combustible en las instalaciones, chimenea por chimenea. Esto fue clave para lograr cumplimiento en la cuenca aérea de Guayanilla-Tallaboa, donde ubicaba el tercer complejo petroquímico más grande de las Américas.

En el ámbito de residuos sólidos, la JCA detuvo la descarga de residuos sólidos directamente al mar en el Cabo de Mala Pascua procedentes de cinco municipios en el sureste de la isla. La JCA también detuvo la disposición de los residuos sólidos de ocho municipios de la montaña en el Cañón de San Cristóbal. Detuvo también la quema a campo abierto, todas las noches, de los residuos sólidos del resto de los municipios.

En esta década, la JCA sentó cátedra mundial durante la limpieza del derrame de petróleo del buque-tanque Zoe Colocotronis en el suroeste de Puerto Rico. Dirigida por Pedro Gelabert y con la colaboración del ingeniero Rafael Cruz Pérez, el doctor Máximo Cerame Vivas y el licenciado Nicolás Jiménez, entre otros, la JCA sentó el precedente mundial de que los responsables de un derrame, aparte de pagar por la limpieza, tenían que pagar por los daños ambientales.

Desafortunadamente, la JCA fue consolidada con el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales debido a la crisis fiscal que todavía padece la isla. Ahora el DRNA tiene el reto de atender los desafíos ambientales de los próximos cincuenta años como el cambio climático, merma en los recursos hídricos, el manejo de residuos sólidos y alcanzar los objetivos del desarrollo sostenido.

¡Celebremos el cincuentenario de la JCA, cuando Puerto Rico estableció un hito ambiental en las Américas! La JCA será siempre “La Primada”.

Otras columnas de Carl Soderberg

martes, 30 de junio de 2020

Un Puerto Rico a prueba de racionamiento de agua

Sin construir un embalse adicional, varias medidas podrían proveer siete veces la cantidad que produce actualmente Carraízo y aumentarían por tres la capacidad actual de almacenamiento de agua, plantea Carl Soderberg

miércoles, 22 de abril de 2020

Aniversario de oro: la agenda ambiental

Carl Soderberg propone que Puerto Rico se motive con sus logros para enfrentar con determinación su agenda ambiental inconclusa

💬Ver 0 comentarios