Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

La M de Mundial es maligna para Messi

Estoy seguro que la popularidad de Messi es tan redonda en el planeta que su tristeza por quedar Argentina eliminada en la Copa Mundial de Rusia, en la segunda ronda, ha apenado a cientos de millones de seguidores del fútbol en doscientos y pico de países.

Su talento y humildad les hacen merecedor a mejor fortuna luego de cuatro participaciones en este certamen con balance de seis goles y un diploma de subcampeón en 2014 en Brasil, ganando el Balón de Oro sin alegría para su espíritu tras perder la final ante Alemania.

En su debut mundialista en 2006, el entrenador José Pekerman le puso en tres partidos, pero no vio acción en el revés frente a los alemanes en cuartos de final por supuesta inexperiencia debido a su corta edad.

En 2010, sin embargo, el seleccionador Diego Maradona, su rival máximo como leyenda viviente en su patria, lo colocó en cinco encuentros, pero no anotó porque su papel fue más de armador, con varias asistencias.

Esta vez en Rusia solamente marcó en una ocasión contra Nigeria, con la mala suerte que le atajaron un penal ante Islandia.

También llegó una goleada de Croacia, 3-0, un triunfo pírrico frente a Nigeria, que le valió el pase de fase, cayendo entonces con Francia, 4-3, asistiendo en dos anotaciones, pero enjaulado por culpa del seleccionador Sampaoli que le ubicó de falso 9, esperanzado en que recibiera más el balón cerca del área chica, lo que no fructificó la mayor parte de los 90 minutos.

Su eterna comparación con Maradona ha presionado mentalmente tanto a Messi que es el polo opuesto a su comportamiento con Barcelona, con cerca de 40 títulos colectivos e individuales en Europa, pero, repito, sin poder alzar la Copa del Mundo, la que aquel cargó en 1986 y quedó a un tris de repetirlo en 1990.

Ahora bien, Maradona siempre estuvo acompañado de luminarias: en 1982, por ejemplo, tuvo compañía de Kempes, Ardiles, Bertoni, Tarantini, Fillol y Passarella; y en la coronación de 1986 en México al defensa José Luis Brown, al delantero Jorge Valdano y al volante Jorge Burruchaga, autores de los tres goles ante los germánicos, que obtuvieron dos por parte de Rummenigge y Völler.

Tenemos, pues, que el virus maradónico le resulta letal a Messi, quien, remacho, jamás ha tenido tanta compañía estelar como el también 10 que tan solo vomita críticas por su boca de rana venenosa y, lo que es peor, lo disfruta.

Otras columnas de Chu García

viernes, 18 de enero de 2019

Mariano Rivera merece el 100% de votos

Siempre hay un tiburón que gusta de asomarse a las costas, más que todo para asustar a bañistas. Y tal parece ser este el caso del periodista Bill Ballou, un veterano que ha osado afirmar que no le daría el voto a Mariano Rivera para ser elegido a Cooperstown, el martes próximo en las elecciones anuales que cuenta con sobre 400 papeletas.

miércoles, 16 de enero de 2019

Endurece el horizonte de Mónica Puig

Si hay un deporte tan competitivo y lleno de altibajos, el tenis está entre los primeros, particularmente en la WTA, el circuito profesional femenino en que posiciones relevantes en el ranking no garantizan victorias.

lunes, 14 de enero de 2019

A José Juan Barea le sobran talones

El pediatra mayagüezano Jaime Viqueira fue el primero en comprobar que el recién nacido el 26 de junio de 1984, José Juan Barea Mora, tenía un corazón de león.

viernes, 11 de enero de 2019

Ahora son los Hardens de Houston

¿Resultado al presente? Un sexto puesto, con 7-3 en sus últimos 10 partidos, y un derroche de ofensiva candente de James Harden, con 400 puntos en este avance, inclusive seis veces sobre 40 tantos, más porcentaje de 9.6 asistencias, 47 rebotes y 115 tiros libres convertidos en 134 intentos. Sin embargo, aunque es el líder con 33.9 unidades, es el primero además en balones perdidos, con 5.7, lo que es comprensible por su intrepidez.

💬Ver 0 comentarios