Vicente Feliciano

Tribuna invitada

Por Vicente Feliciano
💬 0

La merma salarial requiere transparencia

La reducción de jornada es lamentable. Los ajustes fiscales deben ser bien pensados, recortando fuerte donde más se pueda, protegiendo los servicios de mayor necesidad y aumentando los recaudos donde sea justo. Una reducción de jornada es el equivalente de cortar con machete en vez de bisturí.

Si la alternativa a la reducción de jornada es el despido de empleados públicos, la reducción de jornada es una mejor alternativa. En términos de recorte de dólares de nómina, la reducción a implementarse es similar o mayor que lo llevado a cabo en el 2009 con la Ley 7. En un despido todo el impacto recae sobre el despedido, mientras que en una reducción de jornada el impacto sobre cada familia es menor. Además, si los despidos son a base de antigüedad, como en la Ley 7, los más jóvenes se perjudican desproporcionalmente. Estos jóvenes son precisamente los que están abandonando el país.

El gobierno de Puerto Rico alega que la reducción de jornada es innecesaria. Quizás tiene razón. Sin embargo, el gobierno ha limitado el acceso al público de información estadística económica. Ante la falta de información estadística, no sería correcto darle el beneficio de la duda al gobierno.

El gobierno alega que se está llegando a las proyecciones de flujo de caja. Es posible. Sin embargo, el gobierno se niega a publicar las proyecciones y compararlas con los resultados. Alega que a finales de junio de este año había $1,799 millones en liquidez. Pero se niega a publicar las cifras para aclarar si se llegó a los $1,799 millones porque se controlaron los gastos, se excedieron los recaudos o no se pagó deuda a bonistas y proveedores.

El gobierno alega que los recaudos de Hacienda marchan bien. Es posible. Sin embargo, el gobierno se ha negado a publicar la proyección mensual de recaudos. Cuando en los próximos días se publiquen las cifras de recaudos del mes de julio, no va a ser factible afirmar si en efecto se están obteniendo los recaudos proyectados.

Sabemos que la economía se está contrayendo. No sabemos si se está contrayendo al ritmo proyectado en el Plan de Ajuste Fiscal. El Índice de Actividad Económica de un mes se supone que se publique al final del mes siguiente. Al momento en que se escribe esta columna, principios de agosto, el gobierno se ha negado a publicar la cifra del Índice de Actividad Económica de junio, que se suponía hubiera sido publicada a fines de julio.

Vale la pena contrastar la falta de transparencia del gobierno de Puerto Rico con las prácticas del Departamento del Trabajo Federal (DTF). Las estadísticas de empleo y desempleo de la isla las genera el gobierno de Puerto Rico y las transfiere al organismo Federal. Las estadísticas se publican en base a un calendario pre-establecido. El pasado 21 de julio el DTF publicó las estadísticas de empleo y desempleo de junio y el próximo 18 de agosto publicarán las estadísticas de julio.

El gobiernode Puerto Rico no se está ayudando al restringir el acceso a las estadísticas económicas y financieras del país.

Otras columnas de Vicente Feliciano

viernes, 13 de octubre de 2017

Lo que María se llevó

El economista Vicente Feliciano comenta sobre las economías antes y después de los huracanes Georges y María en la isla

domingo, 17 de septiembre de 2017

Huracanes y el libre mercado

Vicente Feliciano comenta sobre cómo los recientes fenómenos atmosféricos dan una lección a los gobiernos sobre los límites del libre mercado

miércoles, 2 de agosto de 2017

La Junta pivota hacia el desarrollo

El presidente de Advantage Business Consulting, Vicente Feliciano, comenta sobre las medidas que la Junta federal ha adoptado y busca emplear para estimular el desarrollo económico de Puerto Rico.

💬Ver 0 comentarios