Aníbal Acevedo Vilá

Tribuna Invitada

Por Aníbal Acevedo Vilá
💬 0

La mortalidad de la Junta

Si fuera un gobierno democráticamente electo, su caída en el apoyo del pueblo lo llevaría a una crisis seria de legitimidad y gobernabilidad.  Pero como es un ente supra-gubernamental impuesto que no le responde a la voluntad del pueblo, no pasa nada.  Me refiero a la Junta de Control fiscal y su caída acelerada en la estima del pueblo, según la encuesta que publica esta semana El Nuevo Día.

Según la encuesta, a pocos días de las elecciones de 2016, la junta tenía un 69% de apoyo entre los puertorriqueños.  Si la junta hubiera estado en la papeleta arrasa como en los mejores tiempos de Luis Muñoz Marín.  Pero ese apoyo se ha desplomado y hoy anda por 43%, con un rechazo de 40%.  En octubre del año pasado, el rechazo era de 31%.

Esa caída es más interesante si se compara con los resultados de la misma encuesta relativos al gobernador Ricardo Rosselló y su gestión gubernamental.  Luego de haber ganado las elecciones con solo 42% de los votos, en la encuesta de esta semana el 39% de los entrevistados expresa su aprobación a la labor del gobernador.  Esto significa que Rosselló ha logrado mantener, más o menos, los mismos niveles de apoyo que tenía el día de las elecciones, mientras que la Junta ha caído estrepitosamente. El año pasado, la Junta era como un “rock star”; hoy tiene números similares a un mortal común como Rosselló.

¿Qué pasó?  A mi entender dos cosas fundamentales: primero, antes de las elecciones los principales candidatos a la gobernación, en una actitud electorera y colonial, competían por demostrar quién era más afín a la Junta.  Ninguno se atrevió a confrontarla, cosechando la imagen de que la Junta era un ente perfecto que venía a resolver nuestros problemas.  Eso cambió luego de que Rosselló asumió el poder.  El país comenzó a ver un juego de pitcher y cátcher entre el gobernador y la Junta, en el que uno cubre al otro y ninguno asume responsabilidad plena.  Ese juego que se mantiene hasta el momento que escribo estas líneas -en el que la Junta no certifica el presupuesto del gobernador, pero tampoco se atreve a criticarlo- ha desmitificado la Junta ante los ojos del país y la ha equiparado al nivel de Rosselló.

Lo segundo, y para mí lo más importante, es que la Junta se ha tenido que enfrentar a un opositor inesperado, valiente y arrojado: los universitarios. Los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico, al enfrentarse a los recortes injustificados que la Junta y el gobernador quieren imponer, han desenmascarado a ese ente anti-democrático y colonial.  Ni los partidos de oposición, ni los analistas, ni los medios, ni la sociedad civil, han sabido articular y dramatizar lo dañina que es esa Junta para todos los puertorriqueños.  Han sido los estudiantes de la UPR, y todos los que los han apoyado, los que han sacado la cara por Puerto Rico.

Ese “fuiste tú, no, fuiste tú” entre la Junta y el gobernador para zafarse de su responsabilidad por los recortes a la UPR, esa arrogancia de sacarse los números de la manga y no poder explicárselos a los estudiantes, han calado en la conciencia colectiva. 

Independientemente de lo que usted piense sobre la huelga, a usted le llegó el mensaje de que lo que la Junta y el gobernador están haciendo con la UPR es una barbaridad.  Y usted sabe que la UPR es solo un reflejo de las prioridades trastocadas de esa Junta.  Incluso los puertorriqueños que critican a los estudiantes y les llaman despectivamente “pelús”, en la soledad de su hogar saben que los estudiantes han desenmascarado a la Junta.  Gracias a los estudiantes, el País ya sabe quiénes son, verdaderamente, los que integran esa Junta, lo que vienen a hacer y lo que son capaces de hacer.  

Otras columnas de Aníbal Acevedo Vilá

sábado, 2 de marzo de 2019

Vetos secretos y antidemocráticos

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá critica a la Junta de Supervisión Fiscal por el veto secreto a 24 leyes de Puerto Rico

lunes, 11 de febrero de 2019

Reformas democráticas urgentes

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá expone que hay que adelantar una agenda de cambio constitucional y democrático que permita al país superar y evitar errores del pasado, y que transforme nuestra relación política y económica con Estados Unidos

💬Ver 0 comentarios