Mabel M. Figueroa Pérez

La Tilde de Mabel

Por Mabel M. Figueroa Pérez
💬 0

La muerte política de Ricardo Rosselló

Palabra: Velorio

Significado: Velar a un difunto

Etimología: Deriva del latín vigilare y velare 

Hace solo 17 días advertí que el gobernador Ricardo Rosselló había entrado a un estado de coma político profundo con la devastación que dejó el huracán Raúl Maldonado tras su destitución. 

Hoy, 10 de julio de 2019, tras los arrestos de la exsecretaria de Educación, Julia Keleher, la extitular de la Administración de Seguros de Salud (ASES), Ángela Ávila, y el presidente de BDO, Fernando Scherrer, así como otros tres contratistas, los arreglos funerarios para el velorio de su carrera al frente de los destinos de Puerto Rico comienzan a organizarse.

Son los “dolientes” de un difunto tras una agonía de liderato letal. 

El diagnóstico es claro e irreversible: no hay tratamiento, ni el más intensivo, ni el de los médicos de publicidad más experimentados, que provoquen una recuperación. 

Si Rosselló logra salir del estado vegetativo de credibilidad en que se encuentra, sería un caso que entraría en el rango de lo que usted y yo conocemos como un milagro

El gobierno ha colapsado. El país está hastiado. Los mensajes de tolerancia cero a la corrupción se desvanecen con el esquema de fraude detallado por la renunciante jefa de los fiscales federales, Rosa Emilia Rodríguez, en el que una pandilla bien pagada con fondos públicos, en un gobierno sin recursos para cosas tan vitales como las pensiones de jubilados, se agenciaron millones de dólares. Se desvanecen con las intervenciones tardías de Rosselló a cada alerta de escándalo. 

Y, para ser justa, ninguna acusación apunta directamente al gobernador, pero sí a su círculo cercano y eso en política es muy grave

A lo largo de estos meses, mientras seguía saliendo desvergüenza tras desvergüenza, hubo momentos en los que venía a mi mente el cuento Los tres cerditos y el lobo feroz. Como a Rosselló, a los cerditos le advirtieron que la fiera venía y que le tumbarían las casitas, si no erguían una estructura fuerte. Dos de ellos no hicieron caso y se quedaron en la calle. Solo el que construyó con cimientos sólidos y resistentes, mantuvo su residencia. ¿Por qué? Hizo caso de las advertencias y se preparó para combatir a ese mamífero de colmillos afilados y poderosos, como los de la corrupción.

De hecho, si culminan como lo que estamos viviendo hoy las pesquisas que siguen su curso a nivel federal, como la de Elías Sánchez, su jefe de campaña y aliado incondicional, y lo que se encuentre en las computadoras que usaba Maldonado en el Departamento de Hacienda y que fueron incautadas por el FBI, el paso de los “dolientes” camino al camposanto de la política se acelerará. 

Ah, y que no se nos olvide Unidos por Puerto Rico, que sigue en el radar.

La sentencia de muerte política de Rosselló no es solo mía, es de varias encuestas internas en el Partido Nuevo Progresista (PNP) y de la estructura de la Palma que, de arriba a abajo, incluye a miembros de la base, a presidentes municipales, legisladores y alcaldes

“Está muerto”, es la admisión que hacen tantos penepés en voz baja. 

Más aún, cuando salió a la luz pública el contenido de un chat donde se mofan de gente que hizo campaña para que Rosselló llegara a La Fortaleza. Esto es como el general de un ejército que saca su arma y comienza a dispararle a sus propias tropas. Ya hay muchos penepés que no están dispuestos a inmolarse junto a Rosselló. La pregunta es: ¿Tendrán las agallas de enfrentar la prognosis letal de Rosselló? No lo sé, pero lo que sí se sabe es que los presidentes legislativos, Thomas Rivera Schatz y Johnny Méndez, así como la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, se reunirán este viernes a las 2:00 p.m. ante la crisis política y la gubernamental que, sin dudas, congela indefinidamente los más de $8,000 millones de ayudas federales retenidos para la isla.

El jefe del FBI, Douglas Leff, cumplió su palabra: el verano está caliente, al punto de ebullición. Rosselló, de vacaciones en Francia, adelantará su regreso. 

¿Y los “dolientes” del PNP? Preparando el velorio por la muerte política de su líder. 

Otras columnas de Mabel M. Figueroa Pérez

miércoles, 6 de noviembre de 2019

Mi última conversación con Rullán

Mabel Figueroa Pérez destaca las aportaciones profesionales y humanas del exsecretario de Salud de Puerto Rico

viernes, 25 de octubre de 2019

La disciplina de un “honorable” legislador

Vamos a ver qué significa para el presidente de la Cámara de Representantes, Johnny Méndez, disciplina y honradez, porque lo que es para Guillermo Miranda está más que claro, dice Mabel M. Figueroa Pérez

miércoles, 23 de octubre de 2019

Plebiscito: ese cuento de nunca acabar…

Los resultados en los cinco plebiscitos están ahí, con las victorias, las derrotas y las abstenciones. Lo que marca a cada evento firmemente es la falta de compromiso del gobierno de Estados Unidos, escribe Mabel Figueroa

💬Ver 0 comentarios