Silverio Pérez

Punto de vista

Por Silverio Pérez
💬 0

La negación sicológica y política

Tras la histórica marcha de ayer, y llevo participando en marchas desde los setenta y nunca había habido una de tal magnitud, no tengo duda de que el gobernador Ricardo Rosselló está en negación. No podemos tomar esta afirmación superficialmente.

Cuando nos enfrentamos a una muerte inesperada se entra en un proceso de duelo cuyas primeras dos etapas son el shock y la negación. Rosselló ha experimentado una muerte súbita: en el accidente del telegram-chat murió el Ricardo nene-bueno, inocentón, servidor público, que con tanto esmero sus padres, él y sus encargados de medios cultivaron. Es una pérdida irreparable; no hay quien resucite a ese Ricardo, cuyo certificado de defunción tiene (hasta ahora) 889 páginas en un chat disponible al que lo quiera examinar.

El shock de la pérdida lo pasó en un crucero en el Mediterráneo, como corresponde a un niño de bien. La negación se apoderó de su ser al llegar a la isla. Se hizo de oídos sordos a la creciente ola de reclamaciones de que renunciaran, dentro y fuera de su partido, dentro y fuera de la isla, artistas de reconocimiento mundial, candidatos a la presidencia de Estados Unidos del Partido Demócrata al que pertenece y su compañera de papeleta en las pasadas elecciones Jennifer González. El consenso sobre la necesidad de su renuncia inmediata es histórico. Nunca antes un gobernante de nuestro país había logrado un repudio tan amplio de sectores políticos, religiosos y sociales. Los mensajes en las redes sociales desde cualquier lugar donde haya puertorriqueños, las protestas espontáneas en todo el país, masivas y diversas, son prueba de ese repudio. Pero Ricky, desde su primer mensaje a pocas horas de llegar, la conferencia de prensa ofrecida luego, y los comunicados, incluido el de la reacción a la marcha de ayer, se aferra a su negación como un náufrago a un salvavidas que solo es real en la imaginación de un moribundo.

Su inmadurez y falta de juicio, incapacidad para discernir, y desapego a la verdad, contribuyen a la negación. Llegó a decir que una investigación pagada por él lo ha exonerado. En cualquier país ya Ricky hubiese renunciado. En Puerto Rico el cálculo político, enfocado en las elecciones, como en Estados Unidos con Trump, hace que los políticos no hagan lo que les corresponde, sino lo que les conviene a sus intereses partidistas.

Los políticos del PNP y otros que hace años que son parte de la partidocracia criolla tradicional, están en negación. Hay acontecimientos que cambian un país y los políticos, encerrados en la burbuja de los aduladores, no se enteran. La investigación de los sucesos del Cerro Maravilla, y la crudeza del asesinato y encubrimiento desvelados, desgarraron la credibilidad de la oficialidad. El huracán María, y la secuela de irresponsabilidades e ineptitudes de agencias locales y federales, y la tragedia de los muertos no reconocidos, cambiaron nuestro país.

Ricky noacepta que vivimos una realidad política distinta de la de 2016. Entonces había 2.7 millones de personas mayores de 18 años hábiles para votar, de las cuales ejercieron su derecho 1.56 millones. El 42%, o 4 de cada 10 personas aptas para votar, se abstuvo, el más alto en la historia reciente. Rosselló obtuvo 660,510 votos, o sea, un 24.5% de las personas que podían votar. La marcha de ayer sobrepasó por mucho esa suma. Fueron jóvenes, en su mayoría, los que dijeron presente en la histórica manifestación.

Las grandes masas que han pedido el #RickyRenuncia se han movido, no porque un partido de oposición las haya convocado, pues ya no tienen ese poder, sino por la gente que ya está harta de políticos corruptos e ineptos. Partidos políticos tradicionales: pongan sus barbas en remojo y no compartan la negación de la que Ricky ha padecido por demasiados días. Ya nuestro país es otro, y ese otro país no aguanta extender este calvario por muchos días más.

Otras columnas de Silverio Pérez

martes, 23 de julio de 2019

La negación sicológica y política

Silverio Pérez declara que la inmadurez y falta de juicio, incapacidad para discernir, y desapego a la verdad, contribuyen a la negación de Ricardo Rosselló

martes, 9 de julio de 2019

La tierra del Edén y del desdén

Silverio Pérez declara que "cuando creo que ya nada me sorprende se abre un nuevo capítulo de esta obra del absurdo que nos ha tocado vivir"

martes, 11 de junio de 2019

Hacerse el sueco para lo positivo

Silverio Pérez reseña los aspectos positivos de las sociedades escandinavas que Puerto Rico podría imitar

💬Ver 0 comentarios