José R. Acarón

Tribuna Invitada

Por José R. Acarón
💬 0

La nueva economía de la longevidad en Puerto Rico

Quiero ser como Carmen cuando sea grande. Ignora los posibles achaques, corre tres millas, desayuna sano, y sale escuchando música para enfrentar un día pleno de faena laboral en su nuevo trabajo, después de dejar lista a su mamá que ella cuida. A los 57 años, está más activa que nunca y ni piensa en un posible retiro. Esta es la realidad de muchos mayores de 50 años que como de Carmen, han reinventado la rueda y siguen productivos convirtiéndose en una fuerza imparable de la economía.

Diversos factores demográficos, tales como la migración y la baja en nacimientos, han provocado un marcado aumento en la población de personas mayores de 50 años, y la proyección de los estudios indica que hoy el 37.3% de la población tiene más de medio siglo de experiencia. Esta creciente población está desafiando los falsos estereotipos de los “cincuentones achacosos” que, sentados y viendo novelas, esperan plácidos por la vejez. Son personas activas, que desafían las canas y los prejuicios, y han creado lo que se llama la economía de la longevidad.

Recientemente, AARP Puerto Rico reveló la importante participación de las personas de más de 50 años a la economía del País. Para sorpresa de muchos, el estudio reveló que la aportación económica de este grupo demográfico representa el 43% del Proyecto Interno Bruto ($ 25,4 billones).

En el 2015, el consumo de este creciente sector poblacional representó el 61% del consumo en Puerto Rico contribuyendo a la economía con más de 25 millones. Sus compras dominaron 13 de las 14 categorías de consumo en áreas como alimentos, servicio de transporte, compra de gasolina, visitas médicas, así como salidas a restaurantes y estadías en hoteles. Estos datos reafirman que  esta población en crecimiento no representa una carga para la sociedad, sino que aporta cuantiosamente a la economía. 

Asimismo, su caudal de experiencia aporta grandemente al campo laboral, representando un 37% de las personas empleadas, comparado con el 59% de las personas más jóvenes. Tres de cada 10 personas de 50 a 64 años en Puerto Rico permanecen empleadas por su cuenta, o laboran en el gobierno o sector privado.  Además de aportar a la fuerza laboral, los mayores de 50 años contribuyen casi la mitad de los recaudos del País, con un 41%, o más de $2,300 millones cada año.

Ante esta realidad es vital respetar el continuo de vida, fortalecer la política pública para este sector y crear herramientas que ayuden a desarrollar sus fortalezas para continuar aportando al País. Hay que hacer un replanteamiento de la vida, experiencia y aportación de esta población en el sector público y privado para seguir reinventando la rueda. Póngase los lentes porque tenemos que darle una mirada muy asertiva a este sector poblacional que, lejos de ser parte de la carga, es una pieza clave de la solución para el desarrollo económico en estos tiempos desafiantes. 

Otras columnas de José R. Acarón

viernes, 31 de agosto de 2018

A prepararse con rigor a un año de María

José Acarón enumera medidas más rigurosas necesarias al presente como parte de los preparativos domésticos en caso de que un ciclón impacte nuevamente a la isla

💬Ver 0 comentarios