Miguel Laureano

Tribuna Invitada

Por Miguel Laureano
💬 0

La nueva ley de telecomunicaciones

Es Ley las Telecomunicaciones como “servicio esencial”, la cual establece que ostentan el mismo rango de importancia que se le concede a los servicios de luz y agua en atención a una emergencia como la ocurrida por el huracán María.

El Proyecto del Senado 711 que presentamos y analizamos en la Comisión de Innovación, Telecomunicaciones, Urbanismo e Infraestructura, se convirtió en Ley, y fue firmada por el Gobernador la semana pasada.

Ahora, el Gobierno tiene la responsabilidad de rehacer sus planes de contingencia para que se priorice este servicio como uno esencial. Demás está evidenciada la importancia de las Telecomunicaciones en nuestro quehacer diario, en nuestras vidas colectivas y en las actividades económicas y gubernamentales. Tras el impacto de María fuimos testigos de cómo se afectaron las industrias en su incapacidad de poder dar más y mejores servicios; por consiguiente, se afectaron los servicios que ofrecía el gobierno, las agencias federales, los municipios, las comunidades y el tercer sector que daba ayuda. La incomunicación impactó todo, tanto que al día de hoy el sector comercial lucha por salir a flote de las grandes pérdidas económicas.

Esta nueva ley, además de priorizar el restablecimiento de las telecomunicaciones como parte de los planes de contingencia del Gobierno, nos impone el reto de ser más rigurosos en la fiscalización de las compañías de telecomunicaciones. Es la Ley que llevaremos a Washington en nuestro empeño de adoptar planes de trabajo que contribuyan a mejorar el servicio.

Ciertamente, con el nuevo estatuto podremos permitirnos un diálogo continuo con cada compañía para garantizar que sus planes sean de respuesta rápida y agresivos en atención a una emergencia. Y no dejaremos el trabajo de revisar los planes para el inicio de la temporada de huracanes en junio. Todavía los puertorriqueños estamos sufriendo la carencia de servicios esenciales como las telecomunicaciones, lo que nos impone trabajar unidos, en armonía para lograr corregir las fallas y limitaciones a tiempo.

A estos diálogos insertaremos a representantes de la Autoridad de Energía y de la Autoridad de Acueductos y mantendremos informados a los puertorriqueños para que sientan la tranquilidad de que estamos trabajando para evitar que en una emergencia la falta de planes de contingencia para los servicios esenciales, conviertan a Puerto Rico en un estado caótico. De María todos aprendimos a prepararnos mejor y a levantarnos más fuertes cada día.

Otras columnas de Miguel Laureano

martes, 19 de diciembre de 2017

Lupa a las telecomunicaciones

El legislador Miguel Laureano expone la necesidad de mejorar el sistema de telecomunicaciones y defiende el Proyecto del Senado 711

💬Ver 0 comentarios