Jorge Colberg Toro

Punto de vista

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

La nueva primaria popular

El anuncio de David Bernier en el sentido de que no aspirará a la gobernación en las próximas elecciones, provocará nuevos realineamientos de fuerzas dentro y fuera del Partido Popular Democrático; y, con toda probabilidad, el surgimiento de nuevos candidatos a la gobernación en todos los partidos.

En el PPD particularmente, es el inicio - para todos los efectos - de una nueva primaria popular.

Y digo esto porque por los pasados doce meses - me consta personalmente – un grupo de ciudadanos hemos estado midiendo consistentemente el sentir de la base popular sobre potenciales candidatos y diversos temas; y puedo dar fe de que en todos esos estudios, dos terceras partes de la base popular no estaba dispuesta a expresar su respaldo a ningún candidato mientras David Bernier no decidiera su futuro político.

Esa deferencia - que guardó la base popular hacia David - era entendible. Los populares, al igual que el resto del país, sentían un deseo genuino de ofrecer algún tipo de desagravio personal hacia la figura de Bernier, un hombre que ofreció servirle a su pueblo, pero que por razones del momento, el electorado optó por elegir a otro candidato que ya sabemos fue un enorme desacierto. 

Los seres humanos nos equivocamos, y a veces, los pueblos también.

Las explicaciones que ha ofrecido David son inapelables e incuestionables. Y nuestro deber es respetarlas y acatarlas. 

Ahora bien, la base y el liderato del Partido Popular – que con gran lealtad esperaron silentes por esta determinación – tienen ahora que pasar la página, mirar al futuro y repechar la jalda, la cual aunque siempre empinada, es ruta de triunfo. 

Luis Muñoz Marín nos enseñó que la gran fuerza del Partido Popular no descansa en sus líderes sino en su gente; y que el futuro del PPD no depende de la candidatura de uno, sino de la gesta de muchos.

Es por esa razón que, bajo este nuevo escenario, los populares prestarán mayor atención al resto de los candidatos. Escucharán sus propuestas y evaluarán sus méritos sin tener en su mente el peso de una posible candidatura que ya es inexistente. 

Han quedado liberados en su corazón y en sus conciencias.

La primaria popular toma entonces una nueva vida y los candidatos deberán responder con igual tesón. Tendrán que demostrar su capacidad de liderato, conocimiento para gobernar, buenas ideas y encarnar los valores que ellos representan. 

Independientemente de las preferencias y diferencias, la militancia del Partido Popular tiene que agradecer la disponibilidad de Eduardo Bhatia, Charlie Delgado, Carmen Yulín Cruz, Roberto Prats y Juan Zaragoza porque han dado un paso al frente y han estado dispuestos a servirle a Puerto Rico. Y eso, ya es ganancia.

Ahora nos dirigimos hacia la primera prueba de fuego del Partido Popular que es su convención el fin de semana de arriba en el hotel El Conquistador en Fajardo. Allí los populares demostrarán si están inactivos o si, por el contrario, están en pie de lucha para ganar una elección. 

Conociendo a los populares, apuesto a lo segundo.  


Otras columnas de Jorge Colberg Toro

domingo, 6 de octubre de 2019

La República Dominicana define su futuro

Jorge Colberg Toro recuerda el legado de Juan Bosh al comentar la importancia de la votación que se celebran hoy en la vecina Republica Dominicana

sábado, 28 de septiembre de 2019

El inminente plan de ajuste

La realidad es que la Junta ha ejecutado un meticuloso y certero plan de trabajo con el cual, en menos de tres años, le pasaron el rolo a todos sus opositores, sostiene Jorge Colberg Toro

jueves, 26 de septiembre de 2019

El complicado juicio político contra Trump

Nos esperan meses largos y una continua confrontación entre ambas ramas constitucionales, lo que adelantará el choque político camino al 2020, dice Jorge Colberg

💬Ver 0 comentarios