María de Lourdes Guzmán

Tribuna Invitada

Por María de Lourdes Guzmán
💬 0

La otra cara de nuestra lucha

El gobernador Ricardo Rosselló, viajó recientemente a Washington para reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El gobernador no perdió tiempo para, en tono suplicante, reclamar la estadidad para nuestro país. En sus expresiones adujo que los puertorriqueños reclamaban la estadidad, hecho que es manifiestamente incorrecto y cuestionable.

El gobierno de Rosselló y su partido descansan en la “victoria” del anexionismo en el plebiscito celebrado el 11 de junio de 2017, donde, según los números oficiales solo acudió un 23% de los electores a votar. Por diversos medios de comunicación, el país observó la lastimosa respuesta del Señor Trump quien, no solo le restregó en la cara al Señor Rosselló que somos un país en quiebra, sino que, en tono de burla, le preguntó si le aseguraría que tendría dos congresistas republicanos.

Una enorme cantidad de puertorriqueños y puertorriqueñas no pudimos menos que sentir vergüenza ajena ante el trato recibido y que, a su vez, no nos sentimos representados por las expresiones que, sobre el sentir en torno al destino político de nuestro pueblo, hace el gobernador como ejecutivo y como presidente de su partido.

El Junte de Mujeres M18, al que me honro en pertenecer, junto a las compañeras Wilma Reverón, María de Lourdes Santiago, Alexandra Lúgaro, Mariana Nogales y Carmen Yulín Cruz, nos hemos dado a la tarea, no solo de convocarnos como mujeres frente a la presencia masculina que acapara el espectro político del país, sino como puertorriqueñas comprometidas con un proceso serio de descolonización para el país, crear las condiciones para su desarrollo económico óptimo y la justicia social para nuestro pueblo.

Por tanto, hemos abrazado como objetivos buscar la derogación de la mal llamada ley Promesa, la eliminación de la Junta de Control Fiscal, la no aplicación para Puerto Rico de las leyes de cabotaje, la auditoria de la deuda y el fin del coloniaje en nuestro país. En el afán de dar a conocer la otra cara de nuestra lucha, nos hemos dado a la tarea de hacernos visibles, alzar nuestra voz y buscar aliados dentro y fuera de Puerto Rico, en el empeño de adelantar estos objetivos. Hemos reconocido que la voz de los sectores que dignamente intentamos sea escuchada, es acallada por los sectores que, con gran poder económico y político, pululan por los pasillos del Congreso y algunos medios informativos, llevando una narrativa que solo responde a sus intereses monetarios y electoreros. Así, comparecimos al Comité de Descolonización de la ONU, en un reclamo valiente y decidido de denunciar la humillante situación de coloniaje que nos estrangula como pueblo y las condiciones despóticas en las que opera la Junta de Control Fiscal. Iniciamos un diálogo fructífero con hermanos(as) de la diáspora puertorriqueña en Washington, que reconocen la necesidad de que se escuche el sentir de los que, en el exilio, sufren nuestras penurias y apoyan, desde su particular realidad, la lucha por nuestras reivindicaciones como pueblo.

El saldo de nuestras reuniones con los congresistas Nydia Velázquez, Luis Gutiérrez y el ayudante del representante Raúl Grijalva, fueron alentadoras y son las primeras de muchas que llevaremos a cabo con otros congresistas que estamos seguras están dispuestos a escuchar nuestros reclamos y a apoyarlos, por ser justos para un país que, bajo el palio de la bandera estadounidense, hoy sufre una gran pobreza, privación y desesperanza.  Nuestra lucha apenas comienza, pero nos acompaña un gran entusiasmo y un enorme compromiso por hacer la diferencia y alcanzar el porvenir que nuestro país merece.





Otras columnas de María de Lourdes Guzmán

martes, 26 de junio de 2018

La otra cara de nuestra lucha

La licenciada María de Lourdes Guzmán alude a las gestiones realizadas en Nueva York y Washington por un grupo de mujeres que aboga por la descolonización de la isla y critica argumentos del gobernador a favor de la estadidad

💬Ver 0 comentarios