Maricarmen Más

Tribuna Invitada

Por Maricarmen Más
💬 0

La Palma es el partido de la mujer

El Partido Nuevo Progresista (PNP) cumple 50 años de fundación. Mucho podemos decir de los logros de esta singular colectividad política durante las pasadas cinco décadas. Son innumerables las reformas sociales y laborales que el PNP ha implementado para mejorar la calidad de vida de los residentes de Puerto Rico.

Muchas de esas reformas han ido dirigidas a empoderar a la mujer puertorriqueña. No me cabe la menor duda que sin este partido estadista, la mujer no hubiese alcanzando la igualdad salarial, como tampoco hubiese logrado tener acceso a los servicios de cuido de niños en la empresa privada y el gobierno. Tampoco tuviéramos las licencias por maternidad extendidas y los programas de ayuda a madres lactantes, entre muchos otros programas.

El PNP es el partido de la mujer. Muchas más mujeres han aspirado a puestos electivos bajo la insignia de la Palma que bajo los otros dos partidos tradicionales juntos. De hecho, el PNP fue el primer partido en crear un organismo auxiliar, con silla en el Directorio, su ente de gobierno, exclusivamente para la mujer, reconocido así la importancia que ésta tiene en nuestra sociedad.

Como toda organización con propósito y energía, el PNP ha ido evolucionado durante los años. En el centro de esta transformación ha estado la figura de la mujer. Reconociendo la realidad social, nuestro partido abrió el horizonte para que las mujeres pudieran alcanzar sus más altos anhelos.

La primera mujer “Speaker” de la Cámara de Representantes en propiedad, Zaida “Cucusa” Hernández, fue electa bajo el PNP. Jenniffer González, además de ser presidenta del mencionado cuerpo, se convirtió el año pasado en la primera mujer en ocupar la silla de comisionada residente en Washington.

Nosotros creemos en la igualdad para todos los ciudadanos americanos que residen en Puerto Rico. Por ello, el PNP fue el primer partido en darle la bienvenida a primarias para las candidaturas de la gobernación y comisaria residente, logrando así una lucha justa para todos, incluyendo las mujeres que deseen, como hizo González, aspirar a los más altos cargos electivos.

Durante este año de grandes retos, nuestra administración convirtió en ley lo que por décadas se hablaba, una verdadera igualdad para la mujer en el ambiente laboral. El concepto de “Igual paga por igual trabajo” se convertirá en realidad bajo el PNP.

Pero la lucha por la igualdad no se acaba aquí. Nuestro partido es la punta de lucha en contra de las imposiciones draconianas de la Junta de Supervisión Fiscal, las cuales afectarían dramáticamente a la mujer.

Pero la principal lucha que tiene el PNP es con alcanzar la estadidad, la única opción que garantiza a la mujer un mejor porvenir y la seguridad de mejores servicios de educación y salud para sus hijos. Esa lucha que comenzamos con don Luis A. Ferré en 1967 continúa más fuerte que nunca y en el centrode esta batalla está la mujer puertorriqueña. 

💬Ver 0 comentarios