Adrianne G. Tossas Cavalliery
💬 0

La pandemia y las aves

La pandemia por el nuevo coronavirus ha tenido consecuencias para todos los residentes del planeta. Para la vida silvestre, los resultados han sido beneficiosos porque, sin la intromisión humana, la la atmósfera se ha limpiado y los ecosistemas han podido restaurarse. 

Sin embargo, para los biólogos que estudiamos las aves, ha habido otro tipo de efectos.  En Puerto Rico, el mayor reto ha sido la cancelación de la Conferencia Ornitológica de Norteamérica, el principal evento de su tipo en el hemisferio occidental, y que se celebraría en la isla por primera vez, entre el 10 y 15 de agosto de 2020.  Desde hace cuatro años se planificaba esta reunión con 1,700 participantes, para dar a conocer nuevos hallazgos científicos y promover la búsqueda de soluciones para las serias amenazas que sufre la avifauna en un mundo cambiante.  Como alternativa se ha propuesto hacer las presentaciones de forma virtual.

Otros eventos programados para este año, como el Festival de las Aves Endémicas del Caribe, que celebra anualmente BirdsCaribbean entre el 22 de abril y el 22 de mayo, también se están realizando por internet. 

Para nuestro asombro, las actividades educativas han llegado más lejos de lo anticipado, alcanzando hasta 6,000 personas en una sóla actividad a través de vídeo.

Por otra parte, ante el reto de no poder realizar salidas de campo debido al confinamiento, las observaciones de aves se han hecho desde los patios o áreas cercanas a las casas.  Así se llevó a cabo el Gran Día Global de conteos de aves organizado por la plataforma eBird, el pasado sábado, 9 de mayo.  A la invitación a este evento respondieron 49,000 voluntarios de todo el mundo, reportando listas de abundancia de 6,430 especies. 

Estos ejemplos nos demuestran nuestra gran capacidad de reinvención. Y en este caso, aunque el propósito aparenta estar lejos de los intereses humanos, debemos recordar que todo el esfuerzo que hagamos por la conservación de la biodiversidad, es por el bien de nuestra propia especie.


Otras columnas de Adrianne G. Tossas Cavalliery

martes, 21 de abril de 2020

Día del planeta, ¿sin planeta?

Debemos evitar que siga perpetuándose la injusticia social y la pobreza ante amenazas climáticas emergentes, escribe la profesora Adrianne Tossas

martes, 7 de abril de 2020

La culpa no fue del murciélago …directamente

Aunque el murciélago no fuera el vector directo del virus, queda comprobado que el comercio ilegal de vida silvestre trae consecuencias negativas para humanos, dice Adrianne G. Tossas Cavalliery

viernes, 13 de marzo de 2020

Coronavirus y medioambiente: sorpresa en Wuhan

Coincidiendo con la cuarentena provocada por el brote viral, los niveles de dióxido de nitrógeno en Wuhan bajaron entre un 10 y 30%, dice Adrianne G. Tossas Cavalliery

miércoles, 26 de febrero de 2020

Mi querido cepillo de dientes

Tenemos que movernos a buscar soluciones para las situaciones ambientales complejas que hemos ido creando durante décadas, expone la ecóloga Adrianne Tossas

💬Ver 0 comentarios