Chu García

Chuchazo

Por Chu García
💬 0

La pasta italiana indigesta al basket puertorriqueño

Aunque parece un comentario sin sentido, a Puerto Rico le convino más perder con España e Italia, por 10 y cinco puntos respectivamente, que vencer a Irán y Túnez, por dos y tres tantos, ya que ante los dos primeros hubo momentos en que lució como un equipo con ADN europeo, en que prima el colectivismo por encima del individualismo que es la marca de fábrica del BSN.

Si bien es cierto que con dichos triunfos avanzó a la ronda de 16, era harto sabido que Serbia le recetaría una paliza (90-47), pizarrón más bajo junto con Senegal frente a Lituania de todo el Mundial de China, en que ayer los españoles les dieron un batacazo a los serbios, 81-69 y ahora los peninsulares enfrentan en el cruce a Polonia, que fue zurrado por Argentina, 91-65, equipo que tiene casi asegurado uno de los puestos americanos para la Olimpiada de Tokio, en 2020, a menos que hoy los brasileños venzan por tunda a los estadounidenses que tras su titubeo con Turquía, ganando agónicamente en el último segundo, han engrasado sus armas.

Me puse a bucear en los mares picados de la historia y es abusivo el dominio de los italianos con los boricuas en certámenes de FIBA: 5-0 en Juegos Olímpicos y el éxito de ayer en este Mundobasket, en donde han abundado las sorpresas: el abatimiento de los alemanes con dominicanos y de la República Checa con Brasil, 93-71.

Sin embargo, en 1994, durante los Goodwill Games, creados por Ted Turner, empresario televisivo estadounidense, a modo de apaciguar la llamada Guerra Fría, se efectuó la competición en San Petersburgo en Rusia, y los puertorriqueños se llevaron la medalla de oro, superando en la final a Italia, 94-80, con la dirección de Carlos Morales, apuntándose también victorias frente al anfitrión, Croacia y Estados Unidos, que tenía en su plantilla a tres futuras estrellas de la NBA: Michael Finley, Tim Duncan y Damon Stoudamire.

Estos Juegos de la Buena Voluntad solo aguantaron cinco ediciones, ya que no le convenía al COI y a la FIBA tal exposición cada cuatrienio.

Tenemos, pues, que la pasta italiana indigesta al borincano, y ha llegado la hora del recambio generacional sin pensarlo dos veces porque sin estatura, estilo comunal y defensa férrea tan solo tendremos potencia a nivel regional.

Otras columnas de Chu García

jueves, 28 de mayo de 2020

Lance Armstrong: un tramposo carismático

A pesar de sus trampas, desfachatez y aberraciones, él tiene aura, mezclándose el odio y cariño por igual, por su hambre desmedida de competir, dice Chu García

jueves, 21 de mayo de 2020

El Consejo Mundial de Boxeo le pone el anzuelo a Canelo

Con la llegada y fortalecimiento del coronavirus, Mauricio Sulaimán ha afirmado que anhela avalar carteleras sin público, y dispuesto además a contar con Canelo Álvarez, escribe Chu García

miércoles, 20 de mayo de 2020

¿Papel o digital?: el gran reto de El Nuevo Día

Es menester que el periodismo de investigación, forrado de búsqueda de la verdad, sea el arma más potente frente a las redes sociales, propensas a la superficialidad, escribe Chu García

💬Ver 0 comentarios