Carl Soderberg

Tribuna Invitada

Por Carl Soderberg
💬 0

La plaga de las bolsas plásticas

El 1 de julio pasado se cumplió un año desde que entró en vigor la veda de bolsas plásticas de un solo uso, gracias a la Ley para la Promoción de Bolsas Reusables y Reglamentación del Uso de Bolsas Plásticas en Puerto Rico. Esta ley se aprobó el 29 de diciembre de 2015, pero concedió un plazo de un año para orientar a los establecimientos y a la comunidad. Además, proveyó una amnistía de seis meses después del año de orientación, que no permitía la imposición de multas.

La ley especificó varias excepciones, por ejemplo, bolsas plásticas en empaques de alimentos. Además, la ley permite a establecimientos ofrecer o vender a sus clientes bolsas reusables que pueden ser de tela, papel o plástico. Se define bolsa reusable como aquella que se pueda utilizar al menos 125 veces.

Antes de aprobarse esta ley, en Puerto Rico se utilizaban 422 millones de bolsas plásticas al año. Eso equivale a 420 bolsas al año por familia. Solo se reciclaba el 1%, o sea, 418 millones de bolsas plásticas se disponían en vertederos y en la libre comunidad. El 25% llegaba a los alcantarillados y desagües pluviales, contribuyendo a las inundaciones. La porción de las bolsas que llegaba a los vertederos volaba por los alrededores. Los árboles cercanos estaban “adornados” con estas bolsas. Las que se mantenían dentro del vertedero constituían un dolor de cabeza para los operadores porque trancaban la maquinaria. La mayoría de las bolsas llegaban a los ríos y quebradas, y de ahí, llegaban a nuestras playas y al mar.

El Océano Pacífico no tiene un monopolio sobre las islas de plástico. La isla de plástico en el Océano Atlántico es más de 13 veces el tamaño de Puerto Rico. De hecho, después del Mar Mediterráneo, el Mar Caribe es el mar con mayor cantidad de plástico del mundo. ¡Pronto tendremos en el Mar Caribe más plástico que peces!

A nivel mundial, el plástico mata 1.5 millones de aves, mamíferos, tortugas y otras especies marinas.

Nuestra ley ha logrado que parte de la comunidad lleve bolsas reusables cuando va de compras. Sin embargo, una proporción considerable de la población ha optado por comprar las bolsas plásticas “platino” de mayor grosor y las descarta como las bolsas de un solo uso. Si las bolsas de un solo uso no se descomponen hasta los 150 años, ¿las bolsas “platino” durarán 125 veces más? ¡El remedio es peor que la enfermedad!

La venta de las bolsas plásticas “platino” ha causado malestar en cierto sector porque entiende que los establecimientos se están lucrando con la venta de estas bolsas. Ya se ha propuesto enmendar la ley para que se regalen las bolsas plásticas “platino”.

La veda de bolsas plásticas de un solo uso fue un pequeño paso para controlar la plaga de las bolsas plásticas. Sin embargo, fue un salto muy significativo para la sociedad puertorriqueña porque por primera vez afrontamos la reducción de las 4.9 libras por persona de basura que generamos diariamente. Regalar las bolsas “platino” sería un retroceso imperdonable.

Sí, debemos enmendar la ley para vedar todas las bolsas plásticas. Todavía, como paso de transición, se podrían vender las bolsas de papel para aquellos que olviden sus bolsas reusables de tela. De todos modos, mantenga siempre sus bolsas reusables en el baúl de su automóvil. Si se olvida llevarlas al supermercado, no tiene que comprar bolsas. Lleve su compra a su automóvil en el carrito y la distribuye en las bolsas. De hecho, ciertos almacenes, donde es requisito pagar membresía para comprar, no regalan, ni venden bolsas. Nadie ha protestado y siempre están llenos.

Y ya que estamos discutiendo la enmienda a la ley sobre las bolsas plásticas, ¿qué les parece dar otro paso de una vez, e incluir una veda de sorbetos de plástico?

Otras columnas de Carl Soderberg

jueves, 13 de septiembre de 2018

Urge buen manejo de residuos

El exjefe de la EPA en Puerto Rico y el Caribe, Carl Soderberg, reclama a la JSF que incluya entre los proyectos estratégicos, instalaciones para manejar adecuadamente los residuos sólidos en la isla

jueves, 9 de agosto de 2018

La plaga de las bolsas plásticas

Carl Soderberg resume el saldo positivo de la veda de bolsas plásticas en los comercios a un año de aprobada la ley regulatoria y advierte sobre el revés que representa el fomento de utilizar las denominadas “platino”

lunes, 9 de julio de 2018

Arterioesclerosis en la alcantarilla

Carl Soderberg cita las deficiencias en los controles de grasas en los alcantarillados, así como la negligencia de comercios cuyo personal arroja este material por estos conductos cruciales

💬Ver 0 comentarios