María de Lourdes Lara

Tribuna Invitada

Por María de Lourdes Lara
💬 0

La polis o lo común

Ubuntu: Yo soy lo que soy por lo que todos somos. En otras palabras, es en el colectivo y con el colectivo que logramos sobrevivir y ser lo que somos.

Esta es una filosofía que trabajamos en los talleres en competencias ciudadanas que educan sobre la necesidad de saber, para saber hacer. Nada más oportuno en un momento donde se nos va la vida y, sobre todo, la sostenibilidad nacional. Central para asumir una práctica de Ser y Hacer con los otros y otras; educándonos y actuando con conciencia y responsabilidad.

Nos viene de África, continente que ha garantizado que haya humanidad en el planeta Tierra y que nos ha dado lecciones grandes, tanto de construcción, como de genocidios de civilizaciones completas. Nosotros somos sus hijos e hijas y todavía nos queda mucho por aprender de esta milenaria comunidad y lo que supone convivir para vivir .

Vivir y actuar en colectivo requiere de todo un proceso de cambio en nuestros esquemas mentales, en los procesos de socialización y educación de la ciudadanía.

Desde muy pequeños nos invitan a competir y fortalecer nuestra individualidad como un valor social muy preciado. Nos crean la falsa idea de que solos estamos mejor que acompañados y nos imponen una educación que fomenta la competencia a cualquier precio. De adultos gana el más listo, el que se lleva a cualquiera por el medio y a cualquier precio.

El trabajo en equipo, la cooperación y el reconocimiento del grupo sobre la persona se evalúa como una debilidad. Mucha de la violencia, de la inseguridad vecinal, del desprecio al valor de una vida, refleja esa desvinculación de nuestro origen UBUNTU; de ese “soy porque somos”.

En el siglo XXI, las alianzas, las convergencias y la colaboración están decidiendo el destino y el progreso de las naciones. Pequeñas empresas, gobiernos, así como las multinacionales en todas partes del mundo, actúan por redes, acuerdos cooperativos y convenios para aumentar sus ganancias, reducir costos y diversificar sus productos, servicios o para aumentar la calidad del ambiente y la vida en general.

El protagonismo y la competencia entre iguales cede ante la sostenibilidad y el beneficio mutuo; ante la sobrevivencia y la solidaridad.

Ese debe ser el discurso de esta nueva administración de Gobierno. Necesitamos reconocer que el País no saldrá de las crisis sociales y económicas; que no podrá sobrevivir, sino transforma sus prácticas del “quí tate tú para ponerme yo” a prácticas de “o todos ganamos o todos perdemos”. El barco se hunde para todos y no sólo para los pobres o los desempleados.

Este discurso, que viene de experiencias y propuestas ciudadanas no es tan fácil de asumir por grupos y sectores que vienen de la cultura del debate y la competencia: en especial los partidos políticos. Y es irónico, porque política viene del latín polis, que se refiere a lo común.

Trabajar en colectivo, la colaboracióny las alianzas dirigidas a la sustentabilidad requieren de nuevas formas de relación entre iguales y diferentes o, como en la polis, de rescatar las formas originales de relación que construyeron nuestra humanidad.

Como nos aconseja Peter Senge, la colaboración requiere de una atención sensible y empática, más que de un cálculo racional y económico. Construir colaboraciones demanda dar lo mejor de nuestras capacidades; en especial cuando los grupos vienen de diferentes ideologías, con diferentes metas o trayectorias.

Desarrollar esta capacidad colaborativa requiere de producir y fortalecer los encuentros entre diferentes, de escuchar empáticamente, de nutrir, acoger y compartir los compromisos. A gestar la polis.

Otras columnas de María de Lourdes Lara

jueves, 8 de noviembre de 2018

¿En qué invertimos nuestras resistencias?

La profesora María de Lourdes Lara argumenta sobre las concepciones del poder y cuestiona si los puertorriqueños combaten lo que nos destruye o lo que les fortalece

viernes, 5 de octubre de 2018

Concertación regional

La profesora María de Lourdes Lara defiende modelos de efectividad probada centrados en equidad, seguridad social, ambiental y de salud pública necesarios en la reconstrucción del país

viernes, 7 de septiembre de 2018

La última libertad humana

La sicóloga social comunitaria María de Lourdes Lara reflexiona sobre la importancia de conversar, con pausa y respeto, y de elegir por la humanidad en tiempos turbulentos de carencias y sometimientos.

💬Ver 0 comentarios