Eudaldo Báez Galib

Tribuna invitada

Por Eudaldo Báez Galib
💬 0

La primaria definitoria del PPD

El autonomismo político nuestro es, en parte, una síntesis entre las fuerzas con inclinaciones estadoistas e independentistas dentro del popularismo. La primera es afín a Estados Unidos, su ciudadanía y sombrilla de poder. La otra, a la idiosincrasia puertorriqueñista e hispanidad. Al unir esas aspiraciones en una, se transigió una convivencia que despuntó en el Estado Libre Asociado (ELA). Pero, ahora, luego de décadas, se deshizo la armonía. En la primaria para la comisionaduría ambas fuerzas se medirán por primera vez, y en las urnas.

El alineamiento detrás de cada candidato evidencia el contenido ideológico. El sector con inclinación a un independentismo condicionado (soberanistas) apoya a un aspirante. El de inclinación a un estadoismo sin federalismo, a otro. Y en medio, el autonomismo baldoriotista.

Los soberanistas andan movilizados desde el inicio del cuatrienio, activando una fuerza política latente. La alcaldesa de San Juan asumió la dirección, apoyada por otros alcaldes y algunos legisladores. Formaron un bloque que se descubrió a sí en su oposición a piezas legislativas de trascendencia y a gestiones propias del Ejecutivo, logrando sus objetivos.

El estadoismo pragmático del Partido Popular Democrático (PPD), en evidente desarticulación y sin liderato consolidado, abandonó su hegemonía. No por rendición, si no por oportunismos personalistas y exceso de confianza, culminando en impotencia. Y el resto del PPD (el medio), ni reconocen que existen. Inclusive, ignoran que puede significar el triunfo, o derrota, de cualquiera de las otras.

Esta oportunidad que se han cincelado para sí los soberanistas ocurre en el momento propicio, para una candidatura apropiada. Momento, en el que el Congreso admite, ante nuestra crisis, su verdadera concepción de Puerto Rico—si un evento es beneficioso para Estados Unidos, entonces es dable para nosotros. Hace recordar, restregadamente, que cada cambio habido en nuestra relación ocurrió para beneficio de allá, aunque algo nos salpicara.

Luego, el cargo de comisionado. Sus prerrogativas congresionales le permite soslayar la agenda de un gobernador, e inclusive del electorado, para impulsar la suya propia. Así que este maridaje de “momento” y de “cargo”, componen, para ese soberanismo, una oportunidad que, de concretarse, le permitirá, si necesario, una libertad de acción desconectada, tanto de gobierno, como de Partido.

Está por ver, sin embargo, la viabilidad electoral del esquema. Pues se apoya en alianzas con el sector independentista desafiliado, indeciso o flotante, para suplir su déficit numérico electoral. Sin embargo el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), con astucia política, ocupó ese campo. Y la simpatía por la senadora María de Lourdes Santiago, como candidata a la gobernación, selló el asunto. Resulta tragicómico que, por casualidad, esa gestión unificadora delindependentismo se benefició, indirectamente, del cabildeo de la propia buitrada bonista, quienes lograron movilizar a algunos cangrimanes (‘congressmen’) contaminados con el síndrome del “Ugly American”.

En fin, la fricción que sub silentio ha subsistido en, y dado forma al, PPD desde su fundación, cuando Luis Muñoz Marín intentó resolverla expulsando a los independentistas y que Rafael Hernández Colón calmó con la anuencia de a quienes llamó “plumitas liberales”, va ahora a un desenlace. Y después, contados los votos, será el “olfato” de los que no se satisfagan con el resultado el que dictará el futuro popularista.

Otras columnas de Eudaldo Báez Galib

jueves, 15 de noviembre de 2018

¿Se consumió el autonomismo?

Eudaldo Báez Galib lamenta la ausencia de agenda de proyección futura para el país en la próxima convención del PPD y plantea que “sin renunciar a los sueños individuales, podemos inventar una coalición de propósitos para actuar como pueblo y no como reguero de ambiciones que favorece ‘el interés nacional’ de Washington, o sea, para lo que seamos necesarios”

viernes, 26 de octubre de 2018

En peligro el sistema electoral de Puerto Rico

El exsenador Eudaldo Báez Galib propone una comisión revisora para que reformule el sistema electoral para garantizar a cada elector la integridad de su voto

martes, 23 de octubre de 2018

¿Quién manda aquí?

El exsenador Eudaldo Baez Galib comenta sobre una inercia social que frena cambios políticos y sociales en un país donde hay “muchos líderes sin ideas, y muchas ideas sin líderes”

lunes, 8 de octubre de 2018

La aportación de Trump

El exsenador Eudaldo Báez Galib declara que Trump es los Estados Unidos

💬Ver 0 comentarios