Jesús M. Rivera Delgado

Punto de vista

Por Jesús M. Rivera Delgado
💬 0

La prohibición de enjuiciar por el mismo delito

L as constituciones de Puerto Rico y Estados Unidos reconocen a toda persona el derecho al debido proceso de ley que establece las garantías necesarias para su defensa. Esto incluye la garantía constitucional contra la doble exposición; la prohibición a que la persona sea juzgada dos veces por el mismo delito.

Este principio proviene del “Common Law” inglés, que se remonta al siglo XVII. Varios estados lo reconocieron en el Siglo XVIII. Mientras, la Quinta Enmienda de la Constitución de Estados Unido lo puso en vigor a nivel federal en 1791. En Puerto Rico se encuentra en el Art. II, Sec. 11 de la Constitución. Además, el Derecho Internacional la reconoce en el Protocolo Número 7 de la Convención para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales de Estrasburgo de 1984.

En 1922, el Tribunal Supremo de Estados Unidos creó la Doctrina de la Soberanía Dual, la cual permite que una persona sea juzgada por los mismos hechos en el foro federal y en el foro estatal por tratarse de actuaciones de dos soberanos diferentes. En 1987 en U.S. v. López Andino, el Primer Circuito aplicó la doctrina para las cortes federales y el Estado Libre Asociado y el Tribunal Supremo de Puerto Rico en 1988, en Pueblo v. Castro García.

En el caso Sánchez Valle, por otro lado, el Departamento de Justicia de Puerto Rico, en 2008 radicó en el Tribunal de Primera Instancia de Carolina cargos por violación a la Ley de Armas de Puerto Rico. Estando pendiente el caso local, los acusados fueron convictos en la corte federal por los mismos hechos. El 26 de junio de 2012, el Tribunal de Primera Instancia, desestimó los cargos al declarar con lugar los argumentos de la defensa de violación a la protección contra la doble exposición de las constituciones de Puerto Rico y Estados Unidos, el cual fue acogido por el Tribunal Supremo de Puerto Rico, estableciendo un nuevo precedente. El 9 de junio de 2016, el Tribunal Supremo de EE.UU. confirmó la decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico. Desde entonces, en laisla ya no aplica la Doctrina de la Soberanía Dual.

El caso de Sánchez Valle, excelentemente trabajado por la Sociedad para la Asistencia Legal, es lo que se espera de una defensa adecuada en un caso penal, en protección del derecho al debido proceso de ley, donde se aseguren las garantías necesarias para una defensa adecuada a tenor con los derechos humanos y constitucionales, pues los derechos no son de los criminales, sino de todos los que vivimos en una sociedad.

Otras columnas de Jesús M. Rivera Delgado

martes, 21 de abril de 2020

La inconstitucionalidad del veredicto por mayoría

El nuevo estado de derecho que establece el caso de Ramos representa un reto para conciliar los intereses de todas las partes que la decisión impacta, escribe Jesús M. Rivera Delgado

💬Ver 0 comentarios