José L. Bolívar Fresneda

Punto de Vista

Por José L. Bolívar Fresneda
💬 0

La puerta se abre: poco a poco

“Llamé a mis pacientes para hacerles el estudio de la vista”, comentaba una doctora. “Sin embargo, tendré que ver a los pacientes de uno en uno, y todos deberán tener sus mascarillas”. 

Los gobiernos (el nuestro y los demás del planeta) se encuentran en esta encrucijada: el cierre de la economía está quebrantando las finanzas. ¿En qué momento se eliminan las trabas para abrir los negocios? ¿Qué impacto tendrá en el potencial de un aumento despampanante en el número de contagios? 

“Vivimos en otro mundo”, comentaba un comerciante local, “el antes y después del virus”. El virus, aunque no le veamos, está presente y las estadísticas de los contagios y las muertes lo confirman. 

La pregunta entonces es cómo, por el futuro inmediato y a mediano plazo, podemos ajustarnos a esta nueva realidad. Por el momento, veremos un sinnúmero de máscaras de todos colores y diseños. Quizás nos va a ser difícil reconocer a muchas personas, y otros no nos reconocerán. 

No podrá haber tantas personas en las oficinas médicas. Habrá que limitar el número de personas que asistan a eventos como los deportes y conciertos. También se tendrá que limitar el número de personas que vayan a los restaurantes y cines, entre otros comercios. 

Esto supone un cambio drástico en el modelo de negocios de muchos en el sector privado. Irrespectivo de lo que imponga o no el gobierno, los consumidores del sector privado dictarán las pautas para este nuevo ambiente. El negocio o comercio que no se ajuste a esta nueva realidad verá que el respaldo que tenía de sus clientes desaparecerá. Por otro lado, el que se “monte en la ola” verá que las oportunidades para la creatividad abundan. 

La disciplina de ingeniería biomédica tendrá áreas nuevas de investigación. La cura para la enfermedad la están trabajando en múltiples partes del mundo, pero eso es solo una porción de la solución a esta y otras posibles pandemias. ¿Cómo mejoramos la circulación y sanitización del aire acondicionado que sea parte integral del comercio, hospitales, aviones, entre otros? ¿Podemos diseñar ropa que nos proteja contra el virus? ¿Cómo rediseñar los restaurantes y lugares de conglomeración?  Será un reto para los arquitectos.  

Habrá que diseñar espacios donde las personas interactúen con más distanciamiento. Se diseñaron nuevas aplicaciones tecnológicas para la comunicación a distancia. La educación también se impactará, quizás con la tecnología será más común tomar cursos en múltiples partes del mundo y con traducciones al instante.  

El mundo cambiará a partir de esta pandemia. Está en nosotros aprender a vivir con los nuevos retos.

Otras columnas de José L. Bolívar Fresneda

lunes, 13 de abril de 2020

La salud o la economía

José L. Bolívar Fresneda analiza los resultados de un estudio que compara los contagios y muertes por COVID-19 en Puerto Rico y otras jurisdicciones estadounidenses

miércoles, 18 de marzo de 2020

El coronavirus: una perspectiva histórica

De la misma manera en que Puerto Rico se recuperó de dos grandes tragedias del Siglo XX - la influenza del 1918 y la Segunda Guerra Mundial- se podrá sobreponer también al reto del coronavirus, plantea José L. Bolívar Fresneda

💬Ver 0 comentarios