Félix Jiménez

Buscapié

Por Félix Jiménez
💬 0

La Quinta

Una calle que no es tuya, que nunca lo fue hasta que la cruzaste, y ni quiera entonces. Y tampoco “la hiciste tuya” —se hizo ella solita— después de los días y los años que repetiste tu andar. Se acostumbró a ti, digamos. Se acostumbraron mutuamente.

Y de nuevo, mañana, espera visitas y música, tu fidelidad y tus pasos. Es que las avenidas son democráticas, ruidosas, asustan y bienvienen a la vez. Aprenden de ti, de lo que haces en ellas. La felicidad y la pena.

La Quinta se ha cruzado con nosotros de formas inesperadas y tiernas y terribles. Daba miedo cruzarla a aquellos primeros puertorriqueños que lo hicieron. Tan grande y fastuosa era. Pero resultó que también fue a la media de los deseos de querencias y pertenencias.

Y en medio de las controversias, los desplantes, los recuerdos y olvidos pasados, y luego de la gran pena que la tragedia reciente ha dejado en la isla, se abre mañana a los de allá y a los de acá.

Así será. Será la mezcla de la pena y la música, la tragedia y los rastros de alegría que quedan y se reviven y se tramitan en una larga caminata que el Desfile Puertorriqueño de Nueva York propicia. Será que es un gran momento para olvidar, y luego para comenzar.

Y es que el olvido, créase o no, es la clave. La Quinta Avenida y sus mitos y trasfondos ayudan a borrar penas. Ahí se puede, si se quiere, desaparecer esquemas que no han servido, y entonces planear futuros que parecían lejanos.

Es el momento en el Desfile que se celebra mañana —el Desfile más grande de Nueva York— de olvidar pérdidas primero, y después de construir tantas cosas que ni el viento ni el agua ni la furia de los elementos pudo olvidar.

Es que la geografía de una calle solo es el principio de esos momentos que volverán.

Otras columnas de Félix Jiménez

viernes, 7 de septiembre de 2018

Tonos sepia

Félix Jiménez argumenta sobre los recuerdos que evocan las viejas fotos y la nostalgia que hace vibrar los tonos del corazón

sábado, 25 de agosto de 2018

Flotando

Félix Jiménez reflexiona sobre la mentira y la verdad y lo que puede ocurrir cuando las palabras solo signifiquen lo que otro quiera, sea presidente, senador u otros.

viernes, 10 de agosto de 2018

Los agostos

Félix Jiménez se interna en la nostalgia del regreso a clases en otras décadas y reflexiona sobre la dificil realidad del sistema público de enseñanza

sábado, 28 de julio de 2018

Mujeres en mayoría en España

El escritor Félix Jiménez explica la importancia de la mayoría de mujeres en el gabinete español

💬Ver 0 comentarios