Manuel Martínez Maldonado

Punto de vista

Por Manuel Martínez Maldonado
💬 0

La “r” del virus

Para Magali

Estoy convencido que parte de nuestros problemas económicos se deben a la propagación suburbana excesiva. También creo que, en parte, eso ha ayudado a contener el COVID-19 y su mortalidad. Hasta el 7 de mayo teníamos 2,031 infectados y 102 fallecidos, para una mortandad de 5%. 

Alguien podría argumentar que en realidad no sabemos cuántos infectados tenemos porque no se han hecho suficientes pruebas. Sin embargo, eso no importa en el momento porque los muertos, que serían muchos más si las infecciones fueran más, no se pueden esconder. Tampoco explicaría por qué los hospitales no han sido abarrotados con casos de mediana a gran severidad. Claro, parto de la premisa que el Departamento de Salud ha hecho pruebas del virus a todos los que han muerto con síntomas sugestivos desde que comenzó la pandemia. La importancia de eso la veremos más adelante. 

Presumamos que, bajo nuevo liderato, el Departamento de Salud lo ha hecho todo bien. Además, presumamos que sí quieren hacer más pruebas y no pretenden ocultar que hay más muertos, como sucedió después del huracán María. Si haberlo hecho en aquel entonces fue cruel y estúpido, durante la pandemia, es el doble de esas dos, y criminal. 

Después de todo, si el gobierno sigue mintiendo, sería difícil conseguir ayuda federal. Si los números se aproximan a la realidad, Puerto Rico tiene, por cada 100,000 habitantes, 61.6 casos y 3.1 muertos; Nueva York (estado), 1,665.4 casos y 131.7 muertos. La diferencia básica —además de las obvias— entre Nueva York (la ciudad) y San Juan es la densidad poblacional. Aquella tiene 26,405 por milla cuadrada; San Juan, 8,253. Como hizo el gobierno americano, aquí se minimizó la posibilidad de la pandemia y nos hizo vulnerables al contagio en los momentos más críticos de esa posibilidad. Desafortunadamente, para la densidad poblacional neoyorquina, la llegada de personas infectadas de Asia y de Europa (que faltó aquí) iniciaron un proceso contagioso que ha tenido consecuencias letales. Infiero, y tal vez en algún momento se corrobore, que la proximidad entre la gente en la Gran Manzana ha sido un factor para inducir la debacle que tan hábilmente ha manejado el gobernador Cuomo.  

El debate es cómo relajar la cuarentena. Una de las guías más importantes no es el número de casos por día. Más bien lo que interesa es lo que los epidemiólogos llaman el número de reproducción efectiva o “R”; es lo que denota cuantas personas son infectadas por alguien infectado. Si ese número es superior a uno, la pandemia se recrudecerá. Si es igual o menor de uno, se encogerá. Les parecerá obvio, que para eso hay que buscar los contactos de los infectados, aislarlos y que mantengan distancia social.

No es una tarea fácil y requiere trabajo intenso, pero con tanto desempleado, en vez de pagarles sueldos exorbitantes a muchos, que Salud entrene a estas personas y les brinde protecciones adecuadas para llevar a cabo esos menesteres. Combinado con un programa bien pensado podría ser el comienzo del fin sensato de cuarentena basado en datos. 

Mientras tanto, si no tiene que salir, quédese en casa. 


Otras columnas de Manuel Martínez Maldonado

viernes, 22 de mayo de 2020

La epidemia es culpa de otros

Echar culpa es fácil. Responder a tiempo al peligro solo lo hace un gran líder. Lo sabe el mundo entero, escribe Manuel Martínez Maldonado

sábado, 16 de mayo de 2020

A lo escondido: Código Civil y otros asaltos

Nada ha pasado, porque la legislatura es la que investiga la orden de $38 millones. A lo escondido, pero con la obviedad que los caracteriza, no pasará nada, dice Manuel Martínez Maldonado

martes, 5 de mayo de 2020

Del sartén al fuego

Parece obvio que hay que tener cautela, no vayamos a saltar del sartén al fuego. ¡Hay que seguir la ciencia!, escribe Manuel Martínez Maldonado

jueves, 30 de abril de 2020

Cómo la cuarentena ayuda a mejorar el ambiente

Además de los efectos beneficiosos sobre el ambiente y el calentamiento global, la baja contaminación atmosférica actual puede ayudar con la pandemia, escribe Manuel Martínez Maldonado

💬Ver 0 comentarios